Piedra OnLine

domingo, 30 de abril de 2017

Hijo de un juez que causó fatal accidente logró la probation

El Tribunal de Impugnación le otorgó el beneficio, que evitaría que sea juzgado por homicidio culposo por la muerte de dos mujeres soldados. La querella apeló al STJ.

El joven Luciano Luchino podría evitar el juicio por homicidio culposo en que está imputado por la muerte de dos soldados voluntarias, a raíz del accidente de tránsito ocurrido en marzo de 2016 en el tramo de la Ruta 40 que atraviesa esta localidad, si queda firme la sentencia del Tribunal de Impugnación que le dio el beneficio de la probation el jueves pasado.

La querella que representa a los familiares de las víctimas adelantó que apelará ante el Superior Tribunal de Justicia provincial la sentencia de los magistrados Fernando Zvilling, Florencia Martini y Richard Trincheri, que revocó la decisión de la instancia inferior, en la que había negado el derecho de suspensión del juicio al hijo del juez Andrés Luchino.

“A los familiares no les alcanza la reparación económica que propone la defensa y quieren llevar el caso a juicio para que se conozca la verdad de lo sucedido”, afirmó en diálogo con Río Negro la abogada Gisela Moreira. “Pretendemos una pena ejemplar para el acusado en busca de que no vuelvan a ocurrir este tipo de accidentes en el futuro”, explicó.

El argumento del Tribunal de Impugnación avaló los aspectos interpuestos por la defensa de Luchino, representado por Ricardo Mendaña, y la falta de consideración de las condiciones del imputado (menor de 21 años al momento de los hechos y carencia de antecedentes penales) en la instancia judicial anterior.

Luchino está imputado por la muerte de Rosa Tatiana Millapi Melo y Karina Catalán, ocurrida el 12 de marzo de 2016 a primera hora de la mañana, cuando transitaban la ruta 40 a bordo de una moto de baja cilindrada en dirección a la guarnición militar local. Mientras circulaban de manera reglamentaria por su carril, se vieron sorprendidas por el vehículo que conducía Luchino, que las chocó de frente y produjo su deceso en forma inmediata. El joven, que manejaba una Ford Ecosport, había intentado sobrepasar a un camión en un sector de la ruta con doble línea amarilla . En el momento del accidente presentó un registro de 0,975 gramos de alcohol por litro de sangre, siendo que el máximo legal es de 0,5 gramos.
“A los familiares no les alcanza la reparación económica y quieren llevar el caso a juicio (...) Pretendemos una pena ejemplar”.
Gisela Moreira, abogada querellante en la causa, anticipó la apelación.
A Luchino se lo acusa de provocar el fatal accidente mientras conducía a exceso de velocidad, con ingesta de alcohol e invasión del carril opuesto.