Piedra OnLine

domingo, 30 de abril de 2017

La AFIP postergó las jubilaciones estatales

La Administración Federal de Ingresos Públicos dispuso detener las prácticas de rectificación de aportes que realiza Río Negro a agentes en condiciones de jubilarse. Esta situación atrasa, aún más, la determinación gubernamental del retiro de los estatales en condiciones de jubilarse

En la provincia se explica que están arreglando declaraciones juradas de los ingresos de unos 300 inscriptos con trámites finales para jubilarse. Estiman que deberán esperar hasta mayo.

Los tiempos estimados por Nación son otros. En realidad, el inconveniente reedita un viejo reclamo de la AFIP a las provincias por diferencias en los aportes y contribuciones realizadas al sistema previsional, generadas en distintas interpretaciones de un decreto del 2001.

La última comunicación fue recibida por la Contaduría General, a cargo de Juan Kohon, que informó a la secretaría de la Función Pública.

Las rectificativas exigidas por Nación son indispensables, considerando que la Provincia pagaba menos de lo que correspondía en contribuciones, según el discutido decreto. En el medio hay reclamos judiciales del ente recaudador nacional contra varias jurisdicciones provinciales por menores aportes, y ahora pidió parar buscando actualizar la base de datos; según pudo saber este medio.

El año pasado, el secretario de Hacienda, Eduardo Bacci estimó el reclamo de la AFIP por diferencias en unos 3.800 millones. El dato lo aportó en ocasión del debate del presupuesto, que –como todos los años– incluye un apartado de previsiones para cancelar esos compromisos.

El artículo 47 faculta al Poder Ejecutivo disponer de partidas para atender la deuda que “mantiene con AFIP/Anses, producto de la aplicación del decreto 814/01”, autorizando a la firma de convenios de pagos. En cada ocasión de la revisión del reparto de coparticipación, Nación y provincias advierte de compromisos pendientes y, entre ellos, Río Negro reedita cancelar esas obligaciones de años pendientes.

Mientras tanto, AFIP aplica rectificaciones y requiere pagos para permitir las presentes jubilaciones.

Desde hace un año, Función Pública intensificó la posibilidad de retiro de los estatales cuando el gobernador Alberto Weretilneck dispuso la aplicación de la ley de blanqueo para las sumas no remunerativas, con su correspondiente pagos de aportes y contribuciones sobre un universo de 5.605 estatales que ingresaron en los últimos 10 años para su jubilación. Esa implementación está orientada al mejoramiento de los futuros haberes previsionales y, consecuentemente, alentar la jubilación de un millar de agentes públicos, reacios a la pasividad por la reducción de sus ingresos.
Los que esperan
300

son las personas que están con los trámites finales para lograr su beneficio y ahora deberán esperar hasta el mes próximo.