Piedra OnLine

domingo, 21 de mayo de 2017

Guillermo Pereyra: “No soy un cometero. Soy un tipo serio y respetado”

Finalmente, el líder del sindicato de Petroleros Privados aceptó hablar con “Río Negro” de la investigación.

P- ¿No es para usted, cuanto menos, un dilema ético que su ex esposa e hijos generen múltiples sociedades vinculadas al negocio petrolero y a los del propio gremio que conduce?
R- Son empresas más vinculadas al gremio. Grupo Gestión, que es la de mi ex mujer y mis hijos, se encarga de recaudar de los morosos (deudas de aportes patronales). Tienen abogados y contadores. Y bueno... deben trabajar 15, 20 personas allí. No lo veo mal. Por eso no nos cobra a nosotros. Cobran a las empresas.
P- ¿Qué porcentaje?
R- Y... el 10 %.
P- ¿Por qué no cobra el mismo gremio esas deudas, con sus contadores y abogados?
R- Tenemos que cargarnos de personal, inspectores, y no es la tarea del sindicato. Tenemos que tercerizar. Es así. No es ningún gasto adicional para el sindicato.
P- Confió en su familia...

R- Ni hablar, ni hablar.
P- ¿Y de qué montos hablamos?
R- El año pasado, 200 y pico millones. Ahora hay 320 juicios que totalizan 300 y pico millones.
P- La empresa de su familia no le cobra nada pero hace un negocio híper rentable. De deudas de 500 millones se queda con 50 millones. Es decir, el gremio regala 50 millones de utilidad. Todo queda en manos de la ex esposa o hijo del senador...
R- No hay delito. Todo blanqueado. Esto no lo decido yo, sino la comisión directiva.
P- ¿No encuentra ningún condicionamiento ético?
R- No, no. ¿Por qué? Lo mismo Flavio, que tiene una empresa informática y cinco personas trabajando. Él hizo el cableado, toda la instalación (en la Mutual). De tres o cuatro presupuestos, fue el más barato y el más confiable. Lo hacía a su vez con otra empresa que proveía los cables. Esa era de mi nuera. Es un tema de ellos, son personas grandes. Lo mismo que la construcción del edificio de la Mutual, que ustedes dijeron que lo hizo Comasa (en la que fue titular el empleado del gremio Juan Marconetto). No lo hizo Comasa.
P- ¿Cómo no? Hasta estaba puesto en el cartel de obra.
R- No, no. Comasa era la empresa que se presentó como constructora porque tiene que haber una responsable. Luego decidimos hacer la obra por administración.
P- Sin embargo, han tenido frecuente trato con Comasa...
R- Siiií, Siempre hemos encontrado los precios más baratos en Comasa. Siempre. Hizo las clínicas de Catriel, Rincón...
P- Pereyra: usted, hace unos años, inscribió la empresa Transporte Horizonte (junto a otros tres miembros de la comisión directiva del gremio).
R- No tuvo actividad.
P- ¿Pero no lo consideró incompatible con su función sindical?
R- No. No teníamos la plata para iniciarla.
P- Ah, ¿lo hubiera hecho igual?
R- Claro. Formamos la empresa, pero había que tener dinero; teníamos que tercerizar, nosotros no podíamos.
P- Esa firma se transformó en Soitué (de la ex esposa Norma Martínez e hijos de Pereyra).
R- A Soitué, la conozco. Cuando nos divorciamos hace años, mi mujer me dijo: “no quiero vivir de la dádiva”. Compré un camión “chupa” para la actividad petrolera y ella lo alquiló. Llegó a tener tres. Luego se dedicó al transporte interno del petróleo. Ahí nace Soitué. Se asoció con Claudio Urcera (fuerte empresario de servicios petroleros).
P- ¿Es amigo suyo Urcera?
R- Siií.
P- ¿También Mario Cifuentes (dueño de OPS)?
R- Siií, Mario igual, viajaba conmigo en el avión. Nos dejó una deuda de 80 millones, pero ha juramentado que la va a pagar.
P- ¿Con Urcera su ex esposa formó VDN?
R- Ya la tenía. La hizo participar a Norma en esa empresa.
P- ¿Y por qué aparece su esposa manejando la firma por un período y Urcera replegándose?
R- Claro, porque pasó VDN a mi esposa. No sé qué arreglos habrá hecho y después la vendió.
P- No lo logramos entender.
R- Sí, no sé. No quiso más, se cansó. Cuando (Norma Martínez) decide empezar otra actividad en un yacimiento, se asocia con alguien que ya estaba: Transporte Acuña. Y entra con dos camiones: Se desarmó la sociedad y buscó a Urcera. Y ahí estaba Soitué con TSB y después VDN...
P- Soitué apuntó también al negocio de la verificación técnica. Tenemos el rumor de que usted estaba interesado en eso.
R- Intervine en el gobierno de Río Negro para la habilitación. Estuve yo también. ¿Y? Pero la verificadora es de Bomberos ...
P- Es de ITV SA. Pero le alquilan a su ex esposa la propiedad...
R- Le habrán dicho que no es rentable. Si hubiera más acción de la provincia en exigir la verificación, habría más movimiento.
P- Afirma que no tiene interés en la verificación vehicular.
R- No tengo ni me interesa tampoco. Si gano tanto como dice usted, no me interesa.
“No me meto con empresarios”
P- Pereyra, sabemos de su influencia sobre los empresarios y el negocio petrolero. Su poder para subir y bajar el pulgar...
R- Sí el pulgar... Se reían en YPF. Saben las productoras que jamás me metí en un contrato. ¡Jamás, nunca, en la actividad petrolera nunca! Es falta de ética total. Por eso tengo el respeto de las empresas. Igual que ir a pedir algo... El otro día recién pedí algo: 250 caños tubing para donarlos a Junín de los Andes (vía la Fundación Conygriega que dirige su hijo Martín).
P- Mire que hablamos con empresarios y nos han dicho otra cosa sobre su injerencia.
R- Nunca me metí con los empresarios. Yo me meto con los trabajadores.
P- Pero con Urcera hay vínculos.
R- No, no, nunca me metí. Nunca, nunca. Quiero saber qué trato van a tener los trabajadores. Pero meterme en el contrato, jamás. ¡Jamás! Gente vieja de YPF me dice nooo, ¿cuándo te has metido con un contrato?, nunca.
P- Volvamos a las empresas de su familia. Está Servantec, de su hijo Martín, empleado en el Senado, en sociedad con otro de sus empleados , Estanislao López.
R- Sí, sí.
P- ¿Y le parece bien que manejen una firma vinculada al petróleo?
R- No porque ellos están en planta política, nada que ver.
P- ¿No ve un problema ético?
R- No, ninguna incompatibilidad, nada. Ellos tiene derecho a tener su empresa.
P- ¿Usted es testaferro de Real Work (empresa que provee mantas oleofílicas a las petroleras?
R- Ah no, otra cosa que nos reímos también. Porque... es toda una historia. Ensamblaban mantas en Zárate. Un día pregunto: ¿che y esto? ¿por qué no las hacen acá? Después apareció la ley ambiental de la provincia que obliga a las empresas. Entonces lo veo a Jorge Cárdenas (que aparece como dueño de Real Work) y le digo: “che, ¿no te animás a hacer algo así?”. “Sí Guillermo”. Bueno, hicimos todo, se inauguró en Rincón...
P- Las normas de las que usted habla vinieron después.
R- No, vinieron antes.
P- Es decir, vio el tema interesante y lo promovió.
R- Sí, sí. Digo que sí. La promoví; como a otra más, que no nombran, de Pablo Ramos de Environmental Service. Le va muy bien. Mal podría ser testaferro de Real Work cuando ayudo a otros.
P- Bueno, confirma que se mete en negocios empresarios.
R- No, no, no. Soy dirigente gremial y prefiero que haya trabajo para la gente, no la bandeja (de residuos petroleros) donde no hay trabajo.
Tema tabú: cuánto cobra de tres sueldos
P - ¿Es cierto que usted cobra tres o cuatro sueldos?
R- No, tres. Está en mis declaraciones juradas, ¿para qué vamos a hablar de eso? El tema de los ingresos son privados. El único que puedo decir es el de senador. El resto, remítanse a la declaración jurada de ganancias.
P- ¿Considera que no debe saberse cuánto gana un gremialista? ¿Ni siquiera lo pueden saber sus propios afiliados?
R- La declaración jurada es pública, vayan allá. Es un lujo. El año pasado pagué $ 1.200.000 ...
P- ¿No ve incompatibilidad en el triple cobro?
R- No se puede ser senador y tener otro cargo en la función pública. Pero en la actividad privada, todo el mundo lo tiene...
P- ¿Considera su labor como actividad privada?
R- Es privada. No es pública.
P- Pero es un gremio. ¿No deberían saberlo los 22.000 afiliados, sobre todo cuando usted mismo insiste en su manejo orgánico y transparencia?
R- Lo saben todos.
P- ¿Y por qué no podemos saberlo nosotros?
R- Porque los delegados lo saben.
“No intervengo en la Fundación Conygriega. Pregúntenle a Martín. Sí hay empresas que aportan mochilas”.
El senador responde sobre la entidad que reparte cajas con la leyenda “Pereyra”.
“Nunca le exigimos a determinada empresa que entregue un camión lleno de juguetes... Habrá sido un camión de juguete”.
Pereyra responde sobre una versión que indica que pidió aportes para Conygriega.
La fortuna del gremio “viene de los trabajadores”
P - El gremio que usted maneja hace visibles faraónicas obras. ¿Cómo lograron tanto dinero?
R- Los fondos provienen únicamente de los trabajadores. No es el 18% como dijeron ustedes.
P- ¿Qué porcentaje es?
R- Cuando nos desprendemos de la Federación en el 2008, los aportes de trabajadores que iban al centralismo los tomamos nosotros. Teníamos sólo el 2%. El otro 2% iba a la Federación. Y el 2% del convenio de colectivo que aportan las empresas iba a la Federación también. Una magnitud impresionante. Y tenemos el aporte de la Mutual: el 3%.
P- ¿Y eso qué volumen anual representa?
R- 1.000 millones más o menos por año. Sin la obra social.
P- ¿Y si se le suma la obra social? R- No sé si llega a 2.000.
P- ¿La ART propia que consiguió el gremio sumará más ingresos?
R- Sí, pero no se calcularon. La elección es voluntad del afiliado.
El gremio maneja varios sistemas de inversión. “En este momento debe haber 1.300 millones en plazos fijos para ayuda financiera y refacción de casas”, dijo Pereyra.
El líder del sindicato Petroleros Privados calcula que actualmente existen 21.600 afiliados. Afirma que durante el último año bajaron unos 1.600.