Piedra OnLine

domingo, 28 de mayo de 2017

Vuelve la vieja guardia al MPN

Con el movimiento de Alejandro Nicola del Ministerio de Energía a un puesto de concejal de la ciudad capital, previo paso por la interna del MPN convocada para el 25 de junio y por una competencia general aún sin fecha, el oficialismo empezó a mostrar parte de su juego de cara a las elecciones del 2019.

El todavía ministro de un área que ocupa un lugar preferencial en el gobierno, quedará, tras esta renovación parcial del Deliberante, en un sitio expectante para dentro de dos años.

Nicola dejó de ser noticia fresca una vez formalizado el anuncio de su precandidatura en primer término a concejal por la lista Azul del MPN. La ansiedad corre ahora detrás de otra novedad: saber cómo se reordenará el gabinete en el gobierno de Omar Gutiérrez, lo que permitirá seguir el hilo de las lealtades en el entramado de espacios de poder que construyó el exgobernador Jorge Sapag para llevar a cabo la “transición generacional”.

En el oficialismo algunos sostienen que la selección de Nicola para esta disputa electoral es una decisión compartida plenamente por Gutiérrez y Sapag. Otros, tanto dentro como fuera del partido, ven detrás de la maniobra una extensión de la influencia del exgobernador sobre el diseño político para la capital, por lo que le atribuyen mayor cuota de responsabilidad a este movimiento de piezas que se hizo sin exponer la mano del jugador que las impulsa.

Nicola es un funcionario que Gutiérrez heredó de la gestión de Sapag y que mantiene línea directa con el exgobernador. La cartera de Energía que ocupa el ahora precandidato a concejal tiene categoría de símbolo sagrado para el exgobernador, ya que desde allí se articulan políticas para incidir sobre los negocios e inversiones en gas y petróleo. Así como sucede ahora con este lanzamiento, la confianza para llevar adelante ese ministerio clave fue depositada en su momento en un hombre de la vieja guardia.

En política no hay batallas insignificantes –todas suman–, aunque algunas tengan mayor peso que otras. El intendente Horacio Quiroga, que también planifica su jugada, dispone de una valiosa carta que puede ayudarlo con el resultado si acierta en la decisión: la fecha de las elecciones.

Descartado julio, los comicios municipales se harán en septiembre u octubre. El macrismo, espacio con el que se identifica el intendente, milita con sus referentes de todo el país para lograr que unifiquen las elecciones locales junto con las de diputados nacionales. Eso sería el 22 de octubre, pero Quiroga está dispuesto a aceptar la propuesta si lo dejan utilizar el voto electrónico.

La candidatura de Nicola sorprendió tanto al quiroguismo como al resto de los sectores opositores al MPN. El ministro de Energía no figuraba en el radar, y tanto fue así hasta esta semana que las encuestas encargadas por Quiroga medían intención de voto con otros posibles aspirantes, como Mariano Gaido, ministro de Gobierno, o Juan Pablo Prezzoli, subsecretario de la misma cartera.

En una de las últimas encuestas contratada por el sector de Quiroga, que relevó información de la última semana de abril y la primera de mayo, la diferencia a favor de los candidatos que impulsa el intendente, una lista que ya tiene reservado el primer lugar para el secretario de Obras Públicas Guillermo Monzani, era de unos tres puntos, con más de un 15% de indecisos.

El entorno de Quiroga leyó la integración de la lista del MPN como una “derrota de Gutiérrez” porque los tres primeros candidatos “no le pertenecen plenamente” al gobernador, dijo una fuente. Con ironía bien desarrollada, los quiroguistas sostienen que el gobernador está pagando la factura interna por la pérdida de la concejal Laura Plaza, que abandonó el bloque del MPN antes de una votación clave, la elección del síndico, que finalmente quedó empantanada.

Quiroga, que reasume mañana después de participar de un lobby-tour petrolero por Houston, como lo hicieron otros varios dirigentes de Neuquén, va cerrando su estrategia electoral y tiene avanzado un acuerdo con Mariano Mansilla, que lo respaldaría con una lista espejo encabezada por Fernando Spoliansky.
Nicola, un funcionario con línea directa con Jorge Sapag, se encamina hacia el Deliberante. Quedará en un lugar expectante para el 2019.


El entorno del intendente Horacio Quiroga leyó la integración de la lista Azul del MPN como “una derrota” del gobernador Gutiérrez.