Piedra OnLine

sábado, 3 de junio de 2017

Los políticos agrietados

El jueves pasado los concejales neuquinos sacaron a relucir sus diferencias en la sesión del cuerpo legislativo. La discusión por el endeudamiento del gobierno provincial hizo tomar temperatura a la fría sesión, muchas veces colmada de homenajes, reconocimientos y otros menesteres del diario vivir citadino.

Pero estamos en un año netamente político con cargos que se juegan acá y allá, y cualquier tribuna sirve para vociferar a los cuatro vientos las posiciones. El chicaneo está en el orden del día.

Fue así que los concejales del MPN defendían a su gobierno provincial y los ediles de Cambiemos criticaban la toma de deuda por parte del gobierno de Omar Gutiérrez. El recinto legislativo de la ciudad discutía de la misma manera que si fuera la Legislatura, donde ya se había mantenido discursos similares por ambas fuerzas y el oficialismo provincial había impuesto su mayoría para lograr el propósito.

El MPN habla de que la gobernabilidad y el financiamiento de la obra pública es factible a la toma de deuda, lo mismo que ocurre con el gobierno nacional, donde Cambiemos es el oficialismo y muchos de los que acá critican, apoya la decisión del presidente Mauricio Macri.

¿Sólo es bueno cuando la iniciativa es oficialista? ¿No hay manera de vencer la grieta, la polarización?

En el Congreso de la Nación parece que sí. Los diputados, representantes tanto del macrismo como del kirchnerismo, se pusieron de acuerdo para reclamar una suba de 100% de los gastos de representación y 75% el del valor de canje de los pasajes aéreos y terrestres. Como justificativo, de no creer, la suba inflacionaria.