Piedra OnLine

sábado, 3 de junio de 2017

Tres alumnos golpearon a un nene de 6º grado

Otro hecho de violencia se vivió en un establecimiento educativo en pleno centro de esta ciudad. Ayer, la mamá de un alumno de sexto grado de la Escuela 201 Hipólito Yrigoyen denunció que su hijo sufrió una violenta golpiza por parte de tres estudiantes de séptimo grado.

En diálogo con LU5, Paula, la mamá del chico golpeado, relató que el hecho, que tuvo lugar el jueves por la tarde, comenzó en el patio de la escuela, durante el recreo, pero tuvo su capítulo más violento en el baño del colegio.

La mujer contó que al ingresar a la escuela, una de las porteras se le acercó y le contó que su hijo había sido golpeado en el baño por un grupo de varones y que estaba siendo asistido por los auxiliares de servicio, ya que estaba ensangrentado.

“Mi hijo tenía la nariz inflamada, estaba todo ensangrentado. Le pregunté qué le había pasado y me contó sobre la pelea”, indicó. Además, denunció que ninguna docente se encontraba en el patio al momento de que comenzó el ataque al chico de 11 años.

Paula manifestó que los supuestos agresores son chicos que han protagonizado otros episodios de violencia y que el cuerpo docente no siguió los protocolos de asistencia, que exigen que una maestra socorre al menor, ni cuenta con un botiquín de primeros auxilios.
Según narró la mujer el altercado se intensificó cuando su hijo iba al baño antes de ingresar al aula. “Ahí lo agarraron de atrás entre tres, le pegaron una piña y lo tiraron al piso, donde le pegaron patadas”, describió. La disputa culminó cuando un compañero lo ayudó a sacarse de encima a los agresores, momento en que intervino la vicedirectora.

Ante la crítica situación, Paula decidió no esperar a la ambulancia y retiró a su hijo para trasladarlo a la guardia de un centro de salud. Allí constataron que no tenía traumatismos graves ni rotura de tabique, aunque sí lesiones en un ojo, en la nariz y en la mandíbula que le generan molestias para comer.

Ayer, Paula presentó una nota a la supervisora de Nivel Medio en el Consejo Provincial de Educación para que conozca la situación. “Necesito una pronta respuesta para saber qué va a pasar”, finalizó.

“¿Dónde están los protocolos de asistencia contra el bullying? ¿Quién me garantiza que si no iba a buscarlo tenga un ojo menos?”. Paula. Madre del chico golpeado

Grave problema en las aulas


El bullying sigue siendo un problema grave en las aulas argentinas y los datos son cada vez más alarmantes. A fines del 2016, los casos de acoso escolar en el país habían registrado un aumento del 40% en comparación con los del año anterior, según reveló la ONG Bullying Sin Fronteras.

Su titular, Javier Miglino, había calificado la situación como “preocupante”. “No sólo se padece bullying por el mayor rendimiento escolar o los atributos físicos, sino directamente la belleza en particular de las chicas las ha hecho foco de golpes, amenazas y burlas”.

En relación con la salud de los afectados, comentó que “padecen cuadros de estrés postraumático que generan una herida psíquica similar a la que surge luego de sufrir una violación o una catástrofe”.

El estudio indicó que entre los varones, la mayoría de las causas de acoso son por la apariencia física, rendimiento escolar superior, comportamiento sofisticado y rendimiento deportivo inferior.