Piedra OnLine

domingo, 30 de julio de 2017

Piden eximir de prisión al acusado del ataque a Macri

La defensa del dirigente de ATE, Mario Sepúlveda, presentó el planteo. La fiscal federal Martínez Stagnaro solicitó que sea rechazado. Es por la agresión ocurrida en Villa Traful.

La defensa del dirigente de ATE Neuquén, Mario Sepúlveda, acusado por el ataque al presidente Mauricio Macri durante su visita a Villa Traful el año pasado solicitó ayer la eximición de prisión. La fiscal federal Karina Martínez Stagnaro, impulsora del pedido de detención, anticipó su postura negativa y ahora la resolución quedará en manos de la jueza federal de esta localidad, Silvina Domínguez.

El pedido de captura para Sepúlveda se había hecho efectivo luego de la investigación que llevaron adelante en conjunto Martínez Stagnaro con la comisión de fiscales que se creó para tal efecto. Luego de un minucioso análisis lograron identificar al dirigente gremial neuquino como uno de los autores de la agresión que sufrió el mandatario en la visita que realizó a la provincia el 28 de diciembre pasado.

Tras conocerse el pedido de detención, la defensa del acusado solicitó en forma inmediata una eximición con el objetivo de evitar su inminente arresto.

“Denegué esta acción y reiteré el planteo a fin de que se arbitren los medios para la detención inmediata de esta persona”, replicó la fiscal Martínez Stagnaro.

Para la titular del ministerio público no existen elementos jurídicos que permitan sostener la exención de prisión. La jueza Domínguez deberá resolver ahora si hace lugar a la defensa o bien avala el planteo de la fiscalía.

La mañana del 28 de diciembre de 2016 el presidente de la Nación se dirigía a encabezar un acto oficial –la inauguración del Centro de Interpretación e Información Turística de Villa Traful– cuando, modificó su itinerario para visitar una fábrica de alfajores ubicada a unos mil metros.

De regreso, a la altura de la ruta provincial 65 se produjeron incidentes con un grupo de entre 15 y 20 personas identificadas con pecheras de ATE. En ese contexto, el vehículo que trasladaba al primer mandatario sufrió la rotura de dos ventanillas traseras. En forma posterior, los manifestantes arrojaron piedras al helicóptero presidencial.
Un agente asignado a la seguridad del helipuerto sufrió una lesión leve en el labio superior, mientras que la aeronave sufrió daños menores.