Piedra OnLine

domingo, 9 de julio de 2017

Tildan de falaz una denuncia de ATEN

Lo aseguró la titular del Distrito Educativo III tras el reclamo gremial por una escuela de Zapala. Explicó que no se constataron fallas edilicias y deslizó que podría tratarse de un boicot.

El Distrito Educativo salió a replicar en duros términos la denuncia efectuada por ATEN ante la situación de la Escuela 99. La titular del organismo dependiente del Consejo de Educación, Claudia Domínguez, destacó que “es falaz” el contenido de la denuncia del gremio y advirtió que ella misma visitó el establecimiento y no logró constatar las falencias.

En primera instancia, Domínguez aclaró que el mantenimiento de los edificios escolares se realiza directamente por Obras Públicas de la Provincia y son los directores, quienes realizan los reclamos a través de un mail y un número telefónico.

“Desde el Distrito Escolar se generó una reunión entre los directores de los establecimientos, y representantes de Obras Públicas a fin de facilitar dicha comunicación. A esa reunión concurrió personal directivo de la Escuela 99, quien en ningún momento reclamó ante los representantes de Obras Públicas alguna reparación u obra, excepto la pintura de la escuela”, indicó.

“A los dos días suspenden las clases por falta de agua y problemas en las cloacas. Seguramente era aquel el momento y el lugar para plantear los inconvenientes edilicios”, sostuvo la funcionaria.


No obstante, acudió al establecimiento junto con la supervisora, Mónica Aliaga, y se comunican con Obras Públicas, quienes enviaron a la empresa Cambá Construcciones para verificar los problemas planteados.

“La empresa deja en claro que no había ningún problema en las cloacas. Minutos más tarde, la Supervisora observa que se esta inundando el baño, y hay una válvula abierta sin que los auxiliares la tocaran y la empresa tampoco”, indicó.

“Espero que no sea un boicot”, finalizó la funcionaria.
Paredes y techos electrificados
Según la denuncia realizada por el gremio ATEN los problemas edilicios serían tan graves que en el colegio incluso habría paredes y techos que se electrificarían ante las constantes pérdidas de agua.
Desde el Distrito Educativo aseguraron que en varias ocasiones acudieron al colegio y se hicieron reparaciones.