Piedra OnLine

sábado, 25 de noviembre de 2017

El “moco de roca” no se puede erradicar y redoblan los controles



El ingreso del alga Didymo se detectó hace 7 años en la región y ya afecta a varios ríos de la provincia. Se sigue expandiendo de la mano de pescadores y botes.
Se puso en marcha un dispositivo de desinfección. El objetivo es contener el avance sobre el río Aluminé. La especie cubre el fondo de los ríos y afecta a los peces.


Desde hace unos años un alga amenaza con tapizar de marrón los ríos de la Patagonia. Se la llama didymo o moco de roca y produce floraciones que cubren el fondo de ríos y arroyos, alterando las condiciones biológicas del medio. El veredicto que no puede ser exterminada está dado, pero implementan acciones para controlarla y que no avance.

Ante esto, el Dispositivo Regional Didymo comenzó a funcionar desde el viernes pasado y se mantendrá hasta el 30 de abril del año que viene en la casilla de desinfección de Biología Acuática ubicada a orillas del río Aluminé, en el sitio de la pasarela colgante, de 8 a 20. Además, a partir del miércoles comenzará a funcionar el Puesto de Desinfección en Villa Pehuenia.

A cargo de este trabajo está la comunidad Catalán. Desde allí anunciaron que se será obligatorio desinfectar balsas de rafting, embarcaciones con y sin motor, remos, waders, botas de vadeo y calzado, equipos de pesca, chalecos salvavidas, inflables, vehículos y todo elemento que va a tener contacto con el río. Una vez realizado se entrega una oblea para presentar ante quien la solicite.

Edith Campos es guarda ambiental de la comunidad Catalán, trabaja en la casilla de desinfección y contó que desde hace años este alga preocupa a la comunidad. “Vivimos al lado del río y empezamos a ver cómo se podía muestrear, qué podíamos hacer. Empezamos a buscar un método para erradicarla, luego conocimos que no había manera, pero supimos que se podía trabajar en la prevención”.

En 2010 se declaró al Dydimo como especie invasora y en esta zona de Villa Pehuenia y Aluminé comenzaron a trabajar con las municipalidades y el gobierno provincial. Fue así que el año pasado se montaron tres puestos del Dispositivo Regional Didymo, para prevenir su difusión por el agua.

“A principio del mes estuvo el Pre Mundial de Rafting 2017 en el río Aluminé y se trabajó sin descanso. A todos nos importa porque las empresas trabajan en el río y nosotros vivimos ahí, tomamos agua. Por eso a través de Medio Ambiente de la provincia conseguimos un dispositivo móvil para hacer desinfección”, contó Campos.

Unas 8 mujeres de la comunidad se capacitaron y trabajan en el puesto. Están en una zona estratégica. Comentan que la falta de educación ambiental y la falta de información sobre cómo controlarla, es el principal problema. A su vez, destacaron que la proliferación no se detiene.