Piedra OnLine

miércoles, 3 de enero de 2018

Crexell: "Gutiérrez es un retroceso en la política y en la administración"

La senadora nacional por Neuquén le pegó duro al gobernador Omar Gutiérrez. Afirmó que no tienen relación hace 2 años y que no hay posibilidad de diálogo.

La senadora nacional Lucila Crexell arremetió fuerte contra el gobernador Omar Gutiérrez y dijo que ya no hay posibilidad de reconstruir la relación. "Él tiene problemas personales conmigo, yo con él problemas políticos", aseguró. Se refirió sobre el primer mandatario como "un retroceso político y administrativo".

En una entrevista con una radio cipoleña, Crexell expresó que la relación con el gobernador neuquino está cortada hace 2 años. "Me llevó mal con Gutiérrez, y es público. No existe ninguna relación política y esto trae enormes dificultades para la provincia. Él tiene problemas personales conmigo, y yo con él problemas políticos", comenzó detallando la neuquina.

La senadora indicó que el mayor problema que tiene con el gobernador es que no aprueba el manejo de su gestión. "No comparto su conducción. Es autoritario, soberbio , no reconoce las jerarquías de los demás actores políticos y los subestima. No tiene trazado un plan de provincia y ni siquiera sabe cuál es el rumbo que tiene que llevar Neuquén. Lo único que haces es llevar adelante una política de maquillaje porque no encara los problemas estructurales", criticó Crexell. Aseguró que Neuquén requiere un cambio de paradigma en la administración pública. "La administración de Gutiérrez no es para nada transparente y es deficiente", cuestionó.

Me llevó mal con Gutiérrez, y es público. Él tiene problemas personales conmigo, y yo con él problemas políticos

"En la provincia se siguen acumulando los problemas. La situación es enormemente deficitaria. Cómo puede ser que una de las provincias más ricas del país tenga altos índices de pobreza y déficit de infraestructura. Eso no es normal", enfatizó. Dijo que tampoco es normal que Neuquén viva sitiada, pero que lo más lamentable es que están acostumbrando a la sociedad a que eso es lo normal.

"Necesitamos un gran sinceramiento, menos hipocresía y obsecuencia. Dejar de decir que está todo bien, cuando no es así", cuestionó la senadora.

Consultada sobre la posibilidad de reconstruir la relación con el gobernador, Crexell afirmó que no hay chances. "Trabajé dos años en construir el diálogo, y me fue imposible. A esta altura pude prescindir de él. : Gutiérrez es un retroceso en la política y en la administración. Es lamentable. Peor es para el partido", concluyó la senadora.