Piedra OnLine

viernes, 23 de febrero de 2018

CREXELL A LA DIRIGENCIA DEL MPN: “SEÑORES, ASI NO VA MÁS”

La Senadora Nacional por el MPN, Lucila Crexell, consideró que la investigación judicial que involucra a su tío y ex Gobernador, Jorge Sapag, “es un tema que deberá investigar la Justicia”, aunque recordó que cuestionó la forma en que fue creada la empresa provincial de petróleo, conocida por sus siglas GYP, debido a que dejaron sus movimientos afuera de todo control del Estado. 

“Tuve un fuerte cruce en ese momento con el Ministro (Guillermo) Coco, y me valió una pelea con el Senador (Guillermo) Pereyra”, rememoró, y destacó que sus diferencias con Sapag, “son de gestión, de planificación, y de modelo”, y alertó sobre la crisis de credibilidad del MPN.

Entrevistada en AM 550, al abordar el supuesto intento de depósito de dineros de la corrupción, manifestó: “Quiero ser prudente respecto de la publicaciones, ya que no se brindan demasiados elementos para que uno tenga una opinión completa. Abre una línea, con personas públicas, que ocuparon altos casos, y se debe investigar a fondo. Para determinar si hay algo reprochable desde el derecho”.

“No me gusta – añadió-, la acusación demagógica de las personas. Porque es muy fácil hacer apreciaciones sobre los mencionados. Hay que ser prudentes, y hacer valer a rajatabla el principio de inocencia”.


Crexell fue consultada por las renegociaciones de algunas áreas petroleras y contó que “tuve un fuerte cruce con el Ministro Coco por las formas en que transferían las áreas desde la provincia a GYP. Crearon una sociedad anónima, por lo tanto GYP quedó sustraída de los controles del Estado, de la transparencia que se demanda a empresas públicas”.

Explicó que “las áreas se transferían a título gratuito, a una sociedad anónima con capital estatal mayoritario; no a una empresa estatal”, y agregó que “GYP intento autorización en la Bolsa de Valores para sacar sus acciones a la venta, de modo que privados podrían haber accedido a comprar acciones de GYP aun sin autorización de la legislatura. Porque vos estas transfiriendo tierras a GYP, que luego podrían haber vendido a accionistas, sin aprobación de legislatura”.

Otro aspecto cuestionado por la Senadora fue que “a partir de esas áreas, se hacen rondas licitaciones privadas, no se hacen licitaciones públicas por esas concesiones. En todo caso GYP debería haber competido con el resto de las empresas por esas áreas, no ser quien otorga la concesiones”.

Cerrando su análisis del caso GYP, Crexell resaltò que “para mi, lo màs llamativo, es que a través de gyp, que como es una Sociedad Anónima queda regida por el derecho privado, se implementan mecanismos que permiten sustraer los actos del Estado de los controles del Estado”.

Dijo que “cuando yo digo falta transparencia, no se porque se ponen tan nerviosos”, y sostuvo que su cuestionamiento surge porque “no hay acceso a la información pública en general”, y completó: “el de Chevron es un caso de falta de transparencia, porque no hay acceso a la información pública”.

Respecto del impacto político, volvió a esgrimir sus discrepancias al manifestar que existen dirigentes “que tienen la necedad de no ver la realidad”. Sobre el MPN, indicó que “ha perdido la articulación con la sociedad; una sociedad que ya no mira al partido con el respeto que se lo miró siempre”.

Adjudicó esta realidad a que “hoy el partido está en manos de unos pocos, que siguen recurriendo a lugares comunes, a frases hechas. De dirigentes que siguen viviendo de los recuerdos, de un plan de salud de hace 40 años. Creo que hay una crisis de liderazgo, y quien conduce hoy no tiene las cualidades para llevar adelante este proceso”.

Cuando le hicieron notar que el actual Gobernador Omar Gutierrez es quien preside el MPN, admitió que “las diferencias que tengo con él son manifiestas”, y comentó que “no se construye liderazgo con campañas masivas en redes sociales, cuando todos sabemos que no hay una democracia interna, que no hay una tolerancia a la disidencia. Yo lo puedo decir porque soy protagonista del otro lado. He visto no solo la falta de comunicación, sino también el maltrato, las operaciones, como la solicitada cuando se le exigió firmar a un montón de intendentes para pedirme la renuncia. Una solicitada sobre la cual nunca se supo de donde salieron los fondos para publicarla”.

En ese marco, alertó sobre el futuro político del partido de gobierno en Neuquén: “es muy frustrante pensar, que un partido con esa estructura de decisiones, pueda realmente convocar a una sociedad que demanda cada vez mejores gobiernos”.

El gran problema es que paso con la plata que ingresó en concepto de regalías. Miremos la provincia. Porque también hay una cuestion de administración de la renta petrolera. Si vamos a seguir usando los recursos de la renta petrolera para hacer canchas de futbol sintético, en vez de pensar estructuralmente en la provincia. Tenemos el privilegio de contar con estos recursos naturales y estamos entre las provincias peor ranqueada en lo que hace a gestión pública.

Volviendo a la investigación difundida por el diario El Pais de España, señaló que “el problema es de gobierno, de gestión, de planificación, de modelos. Yo la verdad, mis diferencias con Jorge Sapag, son básicamente estas. Después, a pesar de mis diferencias con Jorge Sapag, no voy a aprovechar situaciones donde se lo expone. No lo voy a hacer porque no es mi estilo”.

Consideró más oportuno “debatir sobre Neuquen, y decirles… señores no va más la forma en que gobiernan la provincia. Ese es el gran descontento que tiene la gente. El resto tendrá que investigar la justicia”.