Piedra OnLine

miércoles, 4 de abril de 2018

Elías Sapag adelantó que el estado planea una nueva represa

El representante en la AIC por la provincia de Neuquén llevará a la legislatura el rechazo del pedido de agua de la provincia de Buenos Aires. Además, adelantó nuevos planes tras el fracaso de Chiuido.

El ingeniero Elías Sapag, representante de la provincia ante la Autoridad Interjurisdiccional de las Cuentas (AIC), ratificará hoy en la comisión "H" de la Legislatura su postura de rechazo al pedido de la provincia de Buenos Aires de 201000 lts/s para regar tierras bonaerense.

"No tienen un proyecto técnico, no hay una viabilidad económica ni ambiental ni mucho menos legal. Yo me opuse a abiertamente, tenemos que hacer los estudios de la cuenta. Una cosa es hacer un estudio y otra cosa es la distribución equivocada de agua, como ellos pretenden", dijo Elías Sapag, en diálogo con LU5.

Además, Sapag adelantó que tras el fracaso de Chihuido por falta de inversores, desde la empresa estatal Emhidro elaboraron un proyecto para una nueva represa aunque no quiso dar demasiados detalles.

El ingeniero dijo que se instalaría a 35 km de Chos Malal frente al Cholar, que proveerá energía y además dará riego a una amplia zona del Norte neuquino.

Rechazo al pedido de Buenos Aires

Por otro lado, Sapag concurrirá a la Legislatura neuquina para explicar la negativa de proveer agua del Río Negro a la provincia de Buenos Aires, cuya solicitud consideró como un atropello.

"Es evidente que hay un atropello, queriendo imponer su fuerza política desde Nación, desde la provincia de Buenos Aires. Acá hay un hecho jurídico grave, la provincia de Río Negro prohíbe el trasvase el Río Negro al Río Colorado con una ley que es la 1906. Están atropellando, están imponiendo y creando expectativas a los trabajadores del campo sin saber qué van a regar", agregó.

Explicó que el proceder de las provincias de Río Negro, es determinar a quiénes van a regar. "En el Mari Menuco se va a regar tierras fiscales, en la provincia de Buenos Aires son privadas, como se va a pagar y mantener la obra", se preguntó el ingeniero.

Dijo que lo primero que tiene que hacer la provincia de Buenos Aires es desarrollar un proyecto porque lo único que tiene es una idea, una traza dibujada en un plano. Explicó que no cuentan ni con un desarrollo topográfico, ni un volumen de cemento y que no se sabe si pretenden hacerlo por bombeo o por gravedad. "No es cuestión de oponerse por oponerse sino que hay que hacerlo con racionalidad", destacó.

Señaló que lo que quieren es distribuir el agua e inmovilizarla. "Eso es una cuestión arcaica, nuestras provincias son en desarrollo y van a ir ocupando el agua con proyectos viables como el de Mari Menuco. Ellos pretenden cupos y eso arcaico", aseguró.

Subrayó que la provincia de Buenos Aires tiene que trabajar en saber qué disponibilidad de agua hay. "Tenemos desarrollos hidráulicos, agrarios, de fruticultura, hay que ver las proyecciones y luego ver la disponibilidad. Nos vienen a atropellar, son el 0.4% de la superficie de la cuenca cuando el 99,6% la tienen las provincias de Río Negro y Neuquén", manifestó Sapag.

Y recomendó: "Deben venir con humildad y no venir a decir que quieren regar 600 mil ha y luego viene el técnico y dice que van a regar 1.600.000 ha".