Piedra OnLine

domingo, 29 de abril de 2018

Un informe del FMI desnuda otra falacia macrista: los subsidios a la energia no eran altos

Según datos difundidos por el organismo financiero, los montos que destinaba Argentina a ese rubro en 2015 estaban por debajo del promedio mundial.

Uno de los argumentos preferidos de quienes defienden el tarifazo de los servicios públicos que hoy hace la vida a millones de familias y miles de pymes es que el Estado gastaba demasiado dinero en subsidios energéticos.

El postulado es aceptado casi sin cuestionamientos por casi todos los sectores. Sin embargo, un informe del Fondo Monetario Internacional da por tierra con esa teoría.

Según reveló el periodista Alfredo Zaiat en su habitual columna económica en el diario Página/12, los datos del organismo financiero internacional indican que el monto que destinaba en 2015 Argentina subsidiar el consumo de energía estaba por debajo del promedio mundial, y era muy inferior al de países que suelen tomarse como modelo.

De acuerdo a lo publicado por el FMI en el documento titulado "How Large Are Global Energy Subsidies?", el promedio mundual en aquel año era de US$ 640 anuales por habitante, mientras que en Argentina esa cifra llegaba a apenas US$ 413, un 35% menos.

Entre los países que superaban, en algunos casos muy holgadamente, esos US$ 413 argentinos, se puede mencionar a Estados Unidos (US$ 2177 per cápita por año), Repúbica Checa (1669), China (1652), Canadá (1283), Australia (1259), Japón (1240), Israel (1113), Bélgica (909), Alemania (684), Inglaterra (635), Grecia (601), Holanda (595), Nueva Zelanda (550), España (521) y Chile (515).

El informe del FMI calcula que los subsidios energéticos sumaban 5,3 billones de dólares en 2015, 6,5 por ciento del PIB mundial. Cuatro años antes, en 2011, la estimación era menor: 4,2 billones de dólares de 2011. Esto indica que, al menos hasta hace tres años, los subsidios se incrementaban en todo el mundo.