Piedra OnLine

domingo, 26 de septiembre de 2010

Ahora los bebés pueden tener nombres insólitos


Una de las pocas condiciones es que no pueden poner en ridículo.
El nuevo director del Registro Civil flexibilizó los criterios. Notas Asociadas

NEUQUÉN (AN).- Por disposición del flamante director provincial del Registro Civil y Capacidad de las personas de Neuquén, Carlos Willhuber, los padres que deban registrar a sus hijos recién nacidos pueden elegir los nombres más insólitos u originales dado que se flexibilizó el criterio para determinar la aceptación de las propuestas de nombres.

Si bien desde hace un tiempo los registros civiles mantenían un criterio abierto para la inscripción de nombres, desde hace algunas semanas los neuquinos pueden escoger el que más les guste siempre y cuando cumpla con tres simples requisitos: alguno de los nombres debe identificar si se trata de un niño o niña, no puede tratarse de un nombre ridiculizante ni ofensivo.

"El director ha adoptado un criterio abierto que es permitir todo nombre siempre y cuando cumpla con estas reglas, porque hasta el momento lo que hacíamos era aceptar cualquier nombre que esté en las bases de datos del registro de Buenos Aires, que es uno de los más grande del país", explicó la directora de Gestión del Registro Civil y de Capacidad de las Personas, Inés Godoy.

La funcionaria detalló que en función de tales cambios "hay padres que han tomado nombres en otros idiomas que tienen que ver con el lugar en donde viven, como Qhantir que significa montaña y es el nombre que le pusieron a un bebé de Chos Malal".

El listado de nuevos nombres autorizados en la provincia ya suma una quincena de carillas y contempla desde nombres curiosos, en diversos idiomas y hasta algunos que pueden ser utilizados tanto para hombres como para mujeres, siempre y cuando se los use como un nombre compuesto.

"La mayoría de los nombres originales son de mujer y muchos se deben también a modificaciones en la forma de escribirse como puede ser Ánjela o Makarena", señaló Godoy a la vez que recordó que "cuando se elige un nombre que no está en los registros se debe elevar una nota y en un plazo de 48 horas, si no hay problemas, se acepta y se puede inscribir al niño".

Entre los nombres más curiosos impuestos a niñas neuquinas se encuentran Atricia, Leona, Minive, Audorimda, Zarakaly, Lakhsmi, Antje, Jemima, Natsumi, Amush, Aki, Maku, De Luna, Itzel Leydi, Ayenel, Sefora, Ham Char Marena y Ljubica.

En tanto que entre los niños se han registrado D'Angelo, Fady, Dago, Moro, Axayactl, Zeus, Jaquin, Neltume, Seroclino, Badr, Haytham, Gwilym e Igankum.