Piedra OnLine

martes, 1 de septiembre de 2015

Ramón Rioseco, el faraón de Cutral Co

Es candidato al Parlasur por el FpV. Va con el macrismo en NQN y en su propia ciudad. Ubicó a los de su linaje en puestos clave. Y otro Intendente le endilgó estirpe de traidor

Conspicuo lector de Maquiavelo y tercero de cuatro hermanos, Ramón Rioseco vino al mundo en 1961, y ya de chico hizo sus primeras armas -aunque pedagógicas- en el mundo del trabajo. Tal es así que apenas tenía 8 años cuando le alcanzaba los baldes vacíos a su papá, albañil.

Ramón recorrió un largo camino. Fue docente, concejal por el Frente Grande, y piquetero en las puebladas contra la privatización de YPF, allá por los ‘90 en su convulsionada Cutral Có.

Luego fue secretario de gobierno del otrora intendente Eduardo Benítez (UCR), y en 2007 se convirtió en intendente. Ya en 2011 despertó una etapa de crecimiento exponencial, no sólo para su partido (el FyPN), sino también para los suyos.

Ramón fue reelecto con más del 70%, y sus hermanos entraron a jugar en las grandes ligas. José trocó en diputado provincial y Teresa en concejal de NQN capital, quedándose con buena parte de lo que entonces había para repartir (en materia de cargos, claro).

Ramón ya no era el mismo. Iba acumulando poder, y el concejal Carlos Moraña lo tildaba de “emperador” por no atender a nadie. “También le podría haber dicho faraón”, apuntó un neo detractor en clara referencia a la magnitud de las obras que levantó en la ciudad que gobierna. La de Don Jaime de Nevares mide más de cinco metros, y la del Cristo unos 15 metros.

Soldado del modelo -que lo tuvo como candidato testimonial en 2009- y elogiado por la mismísima CFK por su evolución de piquetero a intendente, Ramón le ha rendido culto a aquello de que el fin justifica los medios. A punto tal que hasta cruzó el Rubicón.

Es que pese a haber sido el candidato a gobernador por el FpV (en abril), y más allá de que irá como candidato a parlamentario del Mercosur por esa fuerza, cerró filas con el anti K y candidato a la reelección en la Intendencia de NQN, Horacio “Pechi” Quiroga. “Quien trabaja en contra de un compañero es un traidor”, acusó el intendente de Centenario Javier Bertoldi (PJ) y también lo llamó “microbio”.
Al diputado provincial Rodolfo Canini (Nuevo Encuentro) le parece muy fuerte usar la máxima descalificación del diccionario peronista. En todo caso, habla de un “grave” exceso de pragmatismo, y advierte que “confiar en Quiroga es como confiar en Satanás o en el Viejo Vizcacha”.

Rioseco ya había intentado la simbiosis con Quiroga cuando lo invitó a una interna de la que supuestamente debería salir el candidato a gobernador de un frente contra el MPN. Alianza que ahora busca construir para el lejano 2019.

Así como supo defender su candidatura a gobernador frente a la ingeniería de Oscar Parrilli (hoy molesto y despechado, dicen), Ramón también supo ubicar a su linaje. Es que tanto Teresa como José tuvieron su lugar en la lista de candidatos a diputados provinciales que encabezó Nanci Parrilli. Teresa entró, pero José quedó ahí nomás, ya que era el sexto de cinco.

Pero así como la vida da segundas oportunidades, la política también las da. Y ahora José es el candidato a intendente de Cutral Có. En realidad no sorprende, porque es una lógica sobre la que se venía hablando. Aunque lo que sí sorprende es que Ramón vaya como segundo candidato a concejal, seguramente testimonial.

Sea como fuere recibieron elogios y respaldo de su nuevo aliado estratégico, que incluso acompañará con una colectora de NCN y el PRO... Y así se producirá el milagro makrista: el 4 de octubre irá a las municipales con respaldo quiroguista y unos días más tarde, el 25, irá a las generales con la boleta K. En fin, una situación incómoda, quizá como algunas otras.

Acaso aquella en la que el Concejo Deliberante aprobó la reelección indefinida del Jefe comunal, y naufragó frente a la Constitución provincial que la prohíbe de forma expresa, incluso para legisladores y gobernador.

Los Rioseco también tuvieron algún que otro encontronazo público. De hecho el periodista Omar García acusó a José de realizar negocios non sanctos para financiar la campaña a gobernador de Ramón, y luego dijo haber sido amenazado por Teresa, quien habría advertido sobre supuestos riesgos de incendio en comercio y vivienda.

Ajena a ese episodio, la otra hermana, Myriam, cobró notoriedad al haber encabezado la lista de candidatos a
concejales por el FyPN en Huincul, ciudad que el faraón ansía anexar a sus dominios.

Pero claro, su rival, el MPN, tiene la dimensión de un imperio y ya le hizo morder el polvo de la derrota en más de una oportunidad.

QUIROGA Y LOS RIOSECO: De las disputas a la sociedad

Hoy socios políticos, el quiroguismo y los Rioseco fueron protagonistas de una disputa en las campañas previas a las
provinciales de abril, en las que Ramón Rioseco terminó segundo y Horacio Quiroga, tercero.

Ocurrió precisamente en la ciudad que gobierna este último y en la que la concejal Teresa Rioseco denunció que sujetos que respondían al Municipio realizaron pintadas del FpV en distintas viviendas. No para promociarlo, sino para generar rechazos. “Venimos denunciando una campaña que nosotros no estamos haciendo”, dijo la edil y aseguró que el kirchnerismo no pintaba paredones, no usaba aerosoles, ni ensuciaba las viviendas, ni los comercios de los vecinos. “Me llama la atención que siendo Quiroga intendente de la ciudad de Neuquén, conociendo las normas que hay en la ciudad, se dediquen a pintar”, acusó.

La respuesta la dio el secretario de gobierno, Juan Monteiro, para quien la edil fue “muy ocurrente al señalar que nosotros le haríamos la campaña a Cristina apoyando a su hermano”.

JAVIER BERTOLDI: “Trabaja en contra, es un traidor”

“Traidor”, “microbio” e “incoherente” fueron los vocablos que el intendente de la localidad neuquina de Centenario, Javier Bertoldi (PJ), le consagró a su par de Cutral Có, Ramón Rioseco (FyPN), por haber cerrado filas con el intendente de NQN, Horacio Quiroga (NCN), al que apoyará en su búsqueda de la reelección.

Unos días después del enojo, La Tecla Patagonia volvió a preguntarle por el tema a Bertoldi y éste explicó que “ya lo decía Perón, el que trabaja en contra de un compañero es un traidor”. Mire, “nosotros trabajamos para que él fuera gobernador y ahora, en NQN, él trabaja en contra de un compañero, así que es un traidor”, reforzó.

El compañero al que hace referencia es Gastón Ungar, candidato a intendente de la ciudad capital por el FpV.

“Creo que no se puede estar en dos proyectos de país distintos”, sostuvo Bertoldi y agregó que no es momento para los intereses personales, menos cuado Rioseco es candidato al Parlasur por el FpV.

“Cuando él fue candidato a gobernador lo apuntaló mucha gente, así que no nos merecíamos este acuerdo con esa fuerza política opositora”, agregó el Jefe comunal y diputado provincial electo que desde diciembre compartirá bloque con Teresa Rioseco (siempre y cuando no se rompa). “Nosotros vamos a trabajar fuertemente, más allá de lo que haga Rioseco”, concluyó Bertoldi respecto de las generales del 25 de octubre.

Canini: “Es porque faltan convicciones”

“Es un error grave con exceso de pragmatismo y cuando hay exceso de pragmatismo es porque faltan convicciones”, sostuvo el diputado Rodolfo Canini (Nuevo Encuentro) al ser consultado sobre Rioseco. “Confiar en Quiroga es como confiar en Satanás”, reforzó.

RAMON RIOSECO: Del pragmatismo a la izquierda

Al responder a los cuestionamientos por su decisión de acompañar al anti K Horacio Quiroga, Ramón Rioseco sostuvo que “en la provincia la oposición es el MPN, pero Nación (que muchas veces ha trabajado en sintonía con el gobierno provincial) defiende otros intereses”.

Se dice que tras su salto, el Intendente de Cutral Có fue invitado a una reunión en la que abundaron los insultos. Y se comenta que el 26 de octubre volverá a suceder, ya que ahora no es momento.

La exteriorización que hizo Javier Bertoldi (PJ) se entiende en el hecho de que fue él quien desistió de su candidatura a gobernador para encolumnarse detrás de Ramón, que en definitiva era quien mejor medía en las encuestas. Ahora Rioseco se dijo “muy pragmático a la hora de construir estrategias políticas”, pero “más de izquierda que el Che Guevara” al momento de gobernar.

“Cuando uno entra a Cutral Có dice ‘qué lindo está’, y en otros tiempos eso no pasaba, ‘qué prolijo, qué limpio’. Reconocemos en Ramón Rioseco, y en su continuidad, José, un concepto de sana administración”, elogió Quiroga, que de izquierda no tiene nada.

Nota competa en edición Nº 257 de revista La Tecla Patagonia