Piedra OnLine

miércoles, 7 de octubre de 2015

Para subirse a un caballo no hay que tomar alcohol

Demoraron a cuatro jinetes por no pasar el test de alcoholemia.

La Rioja

El consumo de alcohol mientras se maneja está prohibido. La regla rige para todo tipo de vehículo. Incluidos los caballos. Así lo hicieron valer los policías de La Rioja, que demoraron a cuatro jinetes porque iban borrachos en el lomo de sus animales.
Los hombres participaban de la multitudinaria procesión de la Virgen India de la provincia norteña. Cuando regresaban de la capital provincial a Sanagasta se encontraron con un control policial, donde los obligaron a hacer el test de alcoholemia.
Los cuatro jinetes creyeron que los uniformados estaban bromeando, ya que ellos no estaban manejando ningún vehículo motorizado, y se negaron a la requisa. Pero los policías no se tomaron nada a la risa y los detuvieron por desórdenes.
Luego de un arduo trabajo de convencimiento, los hombres se bajaron de sus caballos y aceptaron hacer el examen, aunque con cierto desagrado. Es que sabían que habían ingerido bebidas alcohólicas.

Borrachos
El test arrojó una graduación alcohólica de entre 0,70 y 1,55 que es el máximo, por lo que ninguno de los jinetes estaba apto para continuar, según los parámetros de la ley.La Policía retuvo a los cinco animales, uno de los cuales era llevado “a tiro”, y demoró por unas horas a los caballistas.
El comisario Raúl Britos, jefe de la Comisaría Cuarta, informó a Clarín que los cuatro hombres quedaron “detenidos por ebriedad y desórdenes”, y aclaró que no se les aplicó el decreto 840. Luego de dormir la mona en una de las celdas, pudieron seguir viaje.
El hecho ocurrió el domingo, cuando los peregrinos desandaban, en caballo y a pie, los 30 kilómetros que separan el santuario de la Virgen de la ciudad de La Rioja.

Tradición riojana
La procesión de la Virgen Morenita, como la llaman sus fieles, convoca cada año a miles de devotos de todo el país.
Para la ocasión, muchos de los peregrinos montan sus mejores corceles, llevan sus vistosas monturas y visten a la usanza criolla.
Durante esta jornada, que comienza a fines de septiembre, todo el pueblo de Sanagasta recorre las seis leguas (30 km) que lo separa de La Rioja, para celebrarle una misa a su santa patrona.
El origen de la festividad se remonta a la misma creación de la Ciudad de Todos los Santos de la Nueva Rioja.


Devoción
Una virgen que eligió dónde estar

Según cuenta la historia, la veneración a la Virgen India comenzó a fines del siglo XVII, cuando un grupo de indios que hacían el camino del Inca, provenientes de Cuzco, Perú, pararon en la región de Sanagasta, La Rioja, debido a un temporal. Ellos interpretaron que la virgen que llevaban consigo quería quedarse en ese lugar. Hacia 1800, la familia que quedó al cuidado de la imagen le construyó una capilla, que debió ser reconstruida en 1970 tras un terremoto.