Piedra OnLine

martes, 6 de octubre de 2015

Quiroga: "Si yo tuviera las deudas de Gutiérrez, no podría dormir"

El intendente neuquino dijo que hay que buscar consensos, "pero no cambio de figuritas". Consideró un error la utilización de listas colectoras.
NEUQUÉN (AN).- El intendente Horacio Quiroga consideró ayer que a partir del 10 de diciembre de este año, oficialismo y oposición deberán trabajar en la búsqueda del consenso.

Si bien en el Concejo Deliberante el jefe comunal reelecto cuenta con un número "cómodo" de concejales propios y aliados, el MPN le hará una fuerte puja como primera minoría con un concejal más que Nuevo Compromiso Neuquino.

La incorporación de una banca más por parte de Libres del Sur, con la asunción de la edil electa Cecilia Maletti se convierte en un bloque que adquiere mayor fuerza.

Quiroga consideró que al MPN le llegó el momento de salir a negociar con otras fuerzas en los dos ámbitos legislativos porque "su situación actual es complicada"."Será mejor antes salir a busca consenso, primero porque el gobierno provincial necesita de consenso en otros ámbitos y si bien no vamos a hacer cambio de figuritas porque no pretendo que nadie renuncie a sus convicciones, creo que vamos a poder aportar mucho a la provincia, no en un apoyo ciego sino desde la complejidad que se presenta", sostuvo el jefe comunal.

Agregó que "Si yo tuviera que pagar la plata que debe pagar el gobierno de la provincia a fin de año no podría dormir. Creo que viene el momento del consenso, un consenso en serio no como slogan, donde muchos que tiraban piedras van a tener que meterse las piedras en los bolsillos y muchos que se creían que se comían a los chicos crudos, no se comen a nadie porque se van a indigestar".

Por otra parte, para mantener un bloque oficialista propio, Quiroga alertó a sus concejales que no permitirá que le suceda lo mismo que le sucedió años anteriores cuando "desertaron injustificadamente" dos de sus concejales (en alusión a Gastón Contardi y Valeria Neculqueo", y cuando los ediles de Coalición Cívica-ARI que llegaron con él al Deliberante, se cruzaron de vereda al convertirse en bloque opositor. "En 2011 que había 17 concejales, llegamos con nueve, después desaparecieron, nadie quería ser oficialista, nunca supe por qué. Uno porque se creaba el ARI nacionalmente, los otros por otras razones. Fuimos parte de un plan de gobierno y después se fueron cada uno por su lado a jugar al Antón Pirulero", describió con su habitual forma de crear metáforas.

"Ahora me gustaría que los que hemos llegado bajo la misma consigna estemos en el mismo barco, que ninguno abandone", fue el claro mensaje que envió Quiroga, aunque aseguró que confía en sus concejales aliados, el electo por Neuquén Puede, Francisco Baggio, que viene de Une, y Luis Durán, que si bien encabezó la lista de NCN viene del riñón de Ramón Rioseco.