Piedra OnLine

sábado, 3 de octubre de 2015

Wikileaks: EEUU planea golpes de Estado y magnicidios en América Latina

Añade que no solo en América Latina, sino también en otros países, Washington ha seguido una estrategia de “disidencia estatal”

- La web de filtraciones Wikileaks revela que la política exterior de Estados Unidos contempla un plan que incluye golpes de Estados y magnicidios para mantener el dogma neoliberal.

Según los documentos filtrados por Wikileaks y publicados este viernes por el portal de la agencia rusa de noticias RT, el establecimiento de cualquier gobierno no neoliberal, así como cualquier movimiento opuesto a la instauración de esa ideología en cualquier parte del mundo, serán condenados a derrocamiento.

Los documentos, estudiados por Alexander Main y Dan Beeton, del Centro para la Investigación Económica y Política, con sede en Washington (EE.UU.), demuestran además que el país norteamericano ha aplicado la misma estrategia en Sudamérica, al menos durante los últimos 15 años.

Añaden que no solo en América Latina, sino también en otros países, Washington ha seguido una estrategia de “disidencia estatal”.

En su libro WikiLeaks: el mundo según el Imperio estadounidense, Main y Beeton explican cómo Washington logró difundir en Sudamérica la austeridad presupuestaria, la desregulación, el "libre comercio", la privatización y la destrucción del sector público desde mediados de 1980, a través de la coacción ejercida por los 'Chicago Boys' —jóvenes economistas latinoamericanos que regresan a sus países después de estudiar en Estados Unidos.

Los intentos de EE.UU. para desestabilizar Bolivia
De acuerdo con un informe publicado en 2007, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) destinó un total de 4.066.131 dólares para promover unas 101 subversiones contra el Gobierno del presidente de Bolivia, Evo Morales, primer presidente indígena del país, electo en 2006.

Este intento de golpe de Estado, no obstante, fracasó bajo la presión del conjunto de presidentes de América del Sur que emitieron una declaración conjunta de apoyo al Gobierno constitucional de Bolivia.
Ante esa situación, adelantan los referidos expertos estadounidenses, Washington no se rindió y siguió manteniendo comunicación constante con los líderes del movimiento separatista Nación Camba.

Cabe recordar que la asambleísta ecuatoriana María Augusta Calle, en declaraciones concedidas el pasado 3 de julio a la Radio del Sur, denunció que Estados Unidos ha destinado 2 mil millones de dólares a la desestabilización de países de América Latina.

Los gobiernos antineoliberales electos en Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia, El Salvador, Ecuador y Nicaragua llaman a la resistencia ante la política exterior de Washington llevando a la práctica sus promesas electorales de redistribución social y reducción de la pobreza.

RPA
hispantv.com