Piedra OnLine

sábado, 14 de noviembre de 2015

Buscan despegar a Scioli de exabruptos K

A Kicillof y Bonafini se sumó Feinmann. Urtubey y "Pepe" Scioli trataron de distanciar al candidato

El gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el hermano del candidato presidencial Daniel Scioli, José "Pepe" Scioli, intentaron ayer enfriar el repudio que generaron las expresiones de tres referentes kirchneristas en las últimas horas: Axel Kicillof, Hebe de Bonafini y el filósofo José Pablo Feinmann.

Los hombres de Scioli, una vez más afectado por el "fuego amigo", calificaron de "expresiones poco felices" los insultos lanzados por referentes del kirchnerismo con miras al balotaje del 22 de noviembre, al remarcar que esa estrategia "no sirve absolutamente para nada".

De esta manera se refirieron al ministro de Economía, Axel Kicillof, quien tildó de "forro" al ex candidato presidencial Sergio Massa; al insulto de "hijo de puta" que hizo la titular de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, hacia el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, o al exabrupto del filosofo José Pablo Feinmann contra la gobernadora bonaerense electa, María Eugenia Vidal.

"Son miradas antiguas y tienen poco que ver con lo que nosotros estamos planteando para la Argentina que viene, gane quién gane", enfatizó Urtubey.

Por su parte, "Pepe" Scioli dijo: "El ministro de Economía ya pidió disculpas por lo que dijo", y agregó: "Las voces de Hebe de Bonafini y Feinmann no nos representan".
Vidal, gobernadora bonaerense electa por Cambiemos, consideró que los exabruptos del filósofo José Pablo Feinmann respecto la suerte que podría correr en el ejercicio de su gestión son "comentarios machistas" que "algunos utilizan políticamente", y dijo tener mucha "tranquilidad interior".

Vidal también le aclaró al escritor, quien nunca ocultó su simpatía por el gobierno nacional, que las "mujeres que son esclavizadas son personas, no son blancas. Es trata de personas, no de blancas".

"Cualquier mujer que pretende ocupar un espacio en Argentina, no sólo en la política, tiene que enfrentar al machismo", advirtió la gobernadora electa.

Feinmann provocó un fuerte repudio al indicar que Vidal "puede gobernar brillantemente la provincia de Buenos Aires o puede ser víctima de ese trabajo y terminar en una trata de blancas".

Urtubey profundizó sus críticas a las declaraciones. "Claramente esas expresiones son poco felices. No sirve absolutamente para nada, es una forma de ver la realidad donde la descalificación del que piense distinto es la tendencia natural de alguna gente", comentó el gobernador oficialista.

En diálogo con radio "Con Vos", Urtubey recalcó: "En la Argentina ya se ha expresado claramente que la gente eso no lo quiere más, eso o se entiende o se camina en otra sintonía totalmente diferente".