Piedra OnLine

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Decreto transfiere $2.600 millones más a la región

Cristina dispuso por decreto el cese de la retención del 15% de fondos coparticipables que iban a Anses y AFIP. La medida compromete la futura gestión de Macri, ya que transfiere a los gobernadores cerca de $100.000 millones a partir del 2016.


Por Adrián Pecollo | Javier Lojo adrianpecollo@rionegro.com.ar | jlojo@rionegro.com.ar


El gobierno nacional dispuso el cese, desde ayer, de la retención del 15% de los fondos coparticipables que efectuaba a las provincias para la Anses y cubrir los montos que dejará de percibir este organismo con recursos del Tesoro nacional para no afectar su financiamiento.

"Dispónese el cese a la detracción del quince por ciento de la masa de impuestos coparticipables pactada en la cláusula primera del acuerdo entre el gobierno nacional y los gobiernos provinciales del 12 de agosto de 1992 ratificado por la ley 24130 a la totalidad de las jurisdicciones", señala el decreto de necesidad y urgencia publicado ayer en el Boletín Oficial.

Para las provincias de Río Negro y Neuquén esto significa aportes por cerca de 1.400 y 1.200 millones de pesos, respectivamente, para el presupuesto del año próximo.

En el caso de la administración de Omar Gutiérrez, que asume el 10 de diciembre las riendas de la Provincia del Neuquén, esta mejora en la coparticipación representa recursos adicionales cercanos al 4% en relación con el presupuesto proyectado para el 2016, que se ubicará en los 35.600 millones de pesos.

En Río Negro ese indicador se ubica en el 6%.

Si bien la cifra no parece importante dentro del contexto, que muestra un elevado nivel de gasto, ayuda a compensar parte del déficit estructural que arrastran las cuentas neuquinas.

Los municipios se verán también favorecidos con esta medida, ya que este adicional es coparticipable.

En Río Negro estiman que alrededor de 190 millones serán distribuidos el próximo año entre los gobiernos comunales.

En la cartera de Economía de la provincia no ocultaba su satisfacción, pero también existía cautela en el monto y la situación.

El ministro Alejandro Palmieri tenía entre sus manos el número de 1.884 millones para el 2016, cifra que corresponde a un reciente informe de Economía & Regiones, pero la proyección técnica de su equipo fija esa cantidad en 1.300 a 1.400 millones, a partir de una liquidación diferente.

En cualquier caso, Palmieri exponía su "satisfacción y alegría", con "cierta prudencia", pues entiende que se "debe esperar qué actitud asume el próximo gobierno nacional" frente a los menores recursos con los que contará. Considera que existirá alguna medida adicional de la administración del presidente electo Mauricio Macri por el fuerte impacto de esa asignación en favor de las provincias, teniendo en cuenta que será el Tesoro nacional el que deberá devolver el 15% que se le quita a la Anses para que el organismo no se desfinancie.