Piedra OnLine

sábado, 19 de marzo de 2016

Las sillas de YPF que seducen a los neuquinos

El quiroguismo y el MPN pelean por un lugar. Coco y Etcheverry son los que tienen el aval político.


NEUQUÉN (AN).- La carrera por ocupar posiciones en la nueva YPF ya anotó a dos neuquinos. El exministro Guillermo Coco y el expresidente de GyP, Rubén Etcheverry, son dos de los nombres que por estas horas se pronuncian en Buenos Aires para tomar algún asiento en el directorio, en la primera línea de mando o en la gerencia de Neuquén, que funciona en el edificio de la calle Talero.

Y, según trascendió, cada uno de ellos tiene un padrino político. El exgobernador Jorge Sapag y el sindicalista Guillermo Pereyra apoyan a Coco, mientras que el intendente Horacio Quiroga hace lo propio con Etcheverry.

Fuentes cercanas a YPF creen que el padrinazgo de Pereyra al exministro de Energía explica las durísimas declaraciones del dirigente petrolero contra el vicepresidente de Upstream, Jesús Grande, al que tildó de "nazi" (ver aparte). "Quiere bajar a los mandos medios para poner gente de él", aseguraron a este medio.

En diálogo con Radio Nacional, Pereyra desmintió tener candidatos y aseguró que tampoco Coco busca un cargo en la empresa. Sin embargo, dijo que le gustaría que el exfuncionario tuviera un lugar en el directorio. Coco es asesor de Pereyra en el Senado y en el último tiempo se dedicó a sus negocios privados. De todos modos, sigue vinculado con el mundo petrolero a través de sus actividades.

Del otro lado, el que impulsa la candidatura de Etcheverry es Quiroga. Según pudo saber este medio, el jefe comunal lo mencionó en un encuentro con el ministro de Energía Juan José Aranguren, en el cual ofreció a sus "equipos técnicos".

El extitular de GyP también ocupó varios cargos vinculados al tema Energía en distintas gestiones del MPN y es el referente en la materia del quiroguismo.

Como decía Jorge Luis Borges, el tiempo es circular: si las "candidaturas" prosperan, Coco y Etcheverry podrían reeditar la vieja pelea que terminó con la salida de este último del gobierno de Sapag a principios de 2013.

En aquel tiempo la convivencia entre ambos se tornó imposible dentro de la petrolera provincial. La salida de Etcheverry coincidió con el desembarco de Gustavo Nagel en la empresa (actual representante por Neuquén en el directorio de YPF), que llegó de la mano del entonces poderoso ministro Coco.

Lo que terminó de romper todo vínculo fue que, a pocos meses de dejar el gobierno provincial del MPN, Etcheverry se convirtió en el primer candidato a diputado del intendente Quiroga para las elecciones nacionales de medio término del 2013.