Piedra OnLine

viernes, 15 de abril de 2016

De la Región Sur a Estados Unidos por devolver esperanza a los campesinos

Una vecina de Comallo viajará en pocos días a Washington para recibir un premio por el proyecto que posibilitó reparar, en parte, la enorme mortalidad de animales que sufrió la zona.

COMALLO (AJ).- Ana María Cumilaf, una campesina de la zona de Comallo, afirmó que el premio Fontagro al proyecto de repoblamiento caprino que se ejecutó en la zona de Comallo y Jacobacci "es un premio que nos los dio la gente", atribuyéndole el mayor mérito a los pequeños campesinos que no perdieron las esperanzas y siguieron adelante a pesar de los obstáculos que les puso la naturaleza.

Hace unos meses, Cumilaf, quien se desempeña en la Secretaría de Producción del municipio de Comallo, se enteró que el proyecto "Seguridad alimentaria en productores familiares de Patagonia argentina: uso de recursos genéticos locales y adaptación al cambio climático" había obtenido el primer premio como iniciativa innovadora otorgado por el Fondo Regional de Tecnología Agropecuaria (Fontagro) en la categoría "Organizaciones nacionales de investigación y desarrollo y universidades".

La iniciativa fue elaborada y ejecutada por integrantes del equipo de trabajo de la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación, delegación Río Negro y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA-IPAF Patagonia).
Los objetivos

El proyecto buscó una alternativa de adaptación de la agricultura familiar de la zona frente a varios años de sequía y los enormes perjuicios para los productores a consecuencia de la violenta y repentina explosión del volcán Puyehue en 2011.

En enero, Cumilaf y el resto del equipo se enteró que habían ganado ese premio, noticia que la sorprendió y la llenó de responsabilidades.

"Estamos en receso en el municipio y me llamaron algunos compañeros de la Secretaría de Agricultura Familiar y del INTA para decirme que me iban a hablar por teléfono desde un organismo para una entrevista sobre el proyecto. Hablé y me dijeron que lo iban a presentar en Estados Unidos. Les expliqué a quienes me entrevistaron que luego de la erupción del volcán Puyehue, los productores que tenían 1.000 animales se quedaron con 40 o 50 y que gracias a ese proyecto, este año se habían vendido más de 1.000 animales en el mercado de Bariloche y eso es muy bueno porque dignifica al productor. Para mí fue una entrevista más. Pero hace casi un mes me volvieron a llamar mis compañeros y me comunicaron que habíamos ganado el Fontagro. Para mí es algo muy importante. Yo nací y me crié en el campo y a veces estas cosas aparecen como muy lejanas. No alcanzo a dimensionar lo que me está pasando. Lo más importante es que vamos a representar a la Argentina y a nuestra Patagonia, una zona muy sufrida" señaló la mujer.

El próximo 13 de mayo Ana María viajará a Washington, Estados Unidos, junto a Pablo Losardo, de la Secretaría de Agricultura Familiar, y Marcelo Pérez Centeno de INTA, para recibir el premio.