Piedra OnLine

sábado, 7 de mayo de 2016

A 97 años del natalicio de Eva Perón, alma del movimiento peronista argentino

Luchó por los derechos de los trabajadores, bajo su mandato se establecieron cientos de hospitales, escuelas, orfanatos, casas para personas de edad y otras instituciones de caridad

Caracas, 07 de mayo de 2016.
- El 7 de mayo de 1919, el pueblo argentino fue testigo del nacimiento de una de las mujeres que marcó para siempre la historia política de todo un continente: María Eva Duarte, mejor conocida como “Evita” quien a pesar de una fugas carrera política quedó sembrada en el corazón de su pueblo, como el más recordado símbolo de lucha social en favor de los más necesitados o “descamisados” como ella misma los llamó.

También actriz, Evita se casó con Juan Domingo Perón en 1945 y tras la asunción de este como Presidente de la Nación Argentina el año siguiente, Duarte se convirtió en primera dama, Presidenta del Partido Peronista Femenino, Presidenta de la Fundación Eva Perón y Jefa Espiritual de la Nación.

De origen humilde, migró a Buenos Aires a los quince años donde se dedicó a la actuación, alcanzando renombre en el teatro, el radioteatro y el cine. En 1943 fue una de las fundadoras de la Asociación Radial Argentina (ARA), de la que fue electa presidenta al año siguiente.

En 1944 conoció a Perón, entonces secretario de Estado del gobierno de facto, en un acto de recaudación de fondos para las víctimas del terremoto de San Juan. Ya casada con Perón, participó activamente en la campaña electoral de su marido en 1946, siendo la primera mujer argentina en hacerlo.

Impulsó y logró la sanción en 1947 de la ley de sufragio femenino. Tras lograr la igualdad política entre los hombres y las mujeres, buscó luego la igualdad jurídica de los cónyuges y la patria potestad compartida con el artículo 39 de la Constitución de 1949.

Luchó por los derechos de los trabajadores, bajo su mandato se establecieron cientos de hospitales, escuelas, orfanatos, casas para personas de edad y otras instituciones de caridad. Fue la gran responsable del voto femenino y formó el Partido Feminista Peronista en 1949.

En 1949 fundó el Partido Peronista Femenino, el que presidió hasta su muerte. Desarrolló una amplia acción social a través de la Fundación Eva Perón, dirigida a los grupos más carenciados. La Fundación construyó hospitales, asilos, escuelas, impulsó el turismo social creando colonias de vacaciones, difundió el deporte entre los niños mediante campeonatos que abarcaron a toda la población, otorgó becas para estudiantes, ayudas para la vivienda y promocionó a la mujer en diversas facetas.

Debido a un fulminante cáncer de útero, falleció el 26 de julio de 1952, a la edad de 33 años. Recibió honores oficiales siendo velada en el Congreso de la Nación y en la central sindical (CGT), con un reconocimiento multitudinario sin antecedentes en el país. Su cuerpo fue embalsamado y ubicado en la CGT. La dictadura cívico-militar autodenominada Revolución Libertadora secuestró y profanó su cadáver en 1955, ocultándolo durante dieciséis años.

Cargos

Primera Dama de la Nación Argentina

4 de junio de 1946 – 26 de julio de 1952

Presidenta del Partido Peronista Femenino

1949 – 26 de julio de 1952

Presidenta de la Fundación Eva Perón

1948 – 26 de julio de 1952