Piedra OnLine

lunes, 30 de mayo de 2016

Filmus: "Argentina bajó la demanda de Malvinas para que Inglaterra no vete la candidatura de Malcorra"

El ex secretario de Asuntos Relativos a las Islas analizó el cambio del país en cuanto a política exterior y habló de las aspiraciones personales de la actual canciller.

Hace más de una semana el presidente Mauricio Macri oficializó la postulación de la canciller Susana Malcorra para ocupar la Secretaría General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Desde su llegada al poder, el macrismo cambió el rumbo de la política exterior y se distanció de países como Venezuela mientras se acercó a Inglaterra, dejando de lado el tema Malvinas. El ex secretario de Asuntos Relativos a Malvinas, Daniel Filmus, dejó de un lado los nervios que San Lorenzo le trajo toda la semana y habló con El Destape sobre los cambios, la postulación y los errores que debe corregir elkirchnerismo.

-Desde que asumió el macrismo dio un cambio radical en política exterior. El tema Malvinas es la clara demostración de esto. ¿Cómo lo analizarías?

-Hay un tema fundamental de fondo. Malcorra se postuló como Secretaria general de las Naciones Unidas pero las cinco potencias que integran el Consejo de Naciones Unidas, entre ellas Inglaterra,tienen derecho al veto del candidato. Por eso, implícitamente, Argentina está bajando la intensidad de la demanda por Malvinas a cambio de que Reino Unido no vete la candidatura de Malcorra: hacen que nosotros hipotequemos nuestro futuro por una decisión personal, la de la canciller de presentarse.

-¿Macri no se debería haber reunido con Cameron o debería haberlo hecho pero con el tema como bandera? ¿Es posible tener, como el PRO dice, buena relación con Inglaterra pese a Malvinas?
-No está mal que Macri se haya reunido, Néstor Kirchner también lo hizo (con Tony Blair). Además, Macri habló de Malvinas pero lo que está mal es que cuando Inglaterra les dice que no hablarán del tema, el Presidente sale a decir que tuvo una gran reunión, ni siquiera sacó un comunicado contra eso. ¿Cuál fue la parte buena del encuentro? En cuanto a la relación con el Reino Unido, lo que se debe entender es que en los últimos diez años Argentina tuvo un récord de comercio con ellos y relaciones económicas muy intensas pero de todas maneras el reclamo por la soberanía era muy fuerte: así quese puede reclamar y tener relaciones, en vez de dejar de hacer el reclamo con el argumento de que así se tendrán relaciones bilaterales.

-Hablemos de los isleños, ¿qué le responderían a su pedido de autodeterminación?

-Los isleños son británicos: tienen documento británico, pasaporte británico. Son una población transplantada: más de la mitad no nacieron en las islas. El tema con la autodeterminación es que las Naciones Unidas dicen que existe este derecho cuando hay un pueblo dominado o sojuzgado, colonizado pero los isleños no fueron colonizados, ellos vinieron con los colonizadores, son parte:por eso no aceptamos el derecho de autodeterminación en este caso.

-Cambiemos un poco de tema y vayamos a los países latinoamericanos. El nuevo gobierno de Brasil propuso la flexibilización del Mercosur y busca que los países puedan hacer tratados de libre comercio. ¿Qué opinás?

-Hay un esfuerzo grande de los países centrales, que está siendo acompañado por las políticas de los gobiernos de derecha de América Latina, de tratar que no negociemos como un bloque sino cada país por separado. Vienen a plantearnos relaciones bilaterales de libre comercio que van a hipotecar nuestro futuro: exigen abrir las fronteras y que ingresen productos manufacturados que impiden el desarrollo de la industria local.

-¿Qué explica, en América Latina, este ascenso de los gobiernos de derecha y la caída de los populares?

-Años atrás, la crisis de los modelos neoliberales permitió que surgieran los gobiernos populares pero, sin lugar a dudas, la derecha estos años se rearmó y enfrenta a los gobiernos populares con otra estrategia: por ejemplo, el golpe blando. Aprovechan la baja de los precios de los commodities, el poder financiero, mediático y judicial y aprovechan que no logramos, en nuestro gobierno, una industrialización tan grande que nos haya permitido competir de igual a igual con los países centrales. De todas maneras, hay algo a nuestro favor: el pueblo tiene derechos adquiridos que va a defender, sin importar que no haya un gobierno popular en el poder. No les es, a los nuevos gobiernos, tan fácil avanzar.

-Recién hablaste de la asignatura pendiente de la industrialización, ¿qué más le faltó al kirchnerismo en estos 12 años de gobierno?

-Sí, a mí me gusta la consigna "volveremos y seremos mejores". Tienen que volver las políticas nacionales y populares pero tenemos que saldar todo lo que faltó. Lo más importante es la industrialización, todavía no pudimos cambiar el modelo productivo. Si bien fuimos el país que más cambió en ese sentido, aún es una debilidad. De todas maneras, hay otros temas que nos faltaron: respondimos al problema del acceso al trabajo pero nos falta hacerlo más digno, resolvimos el problema de acceso a la educación pero nos falta hacer una escuela de calidad, todavía no pudimos resolver integralmente la vivienda. En el próximo gobierno, habrá que corregir todo eso.

-¿Pero no creés que en 2019, si llega a ganar un gobierno popular, tendrá que corregir los errores del macrismo y no podrá ocuparse de todos esos temas? ¿O, en 2019, no se recibirá un país como en 2003?

-No se recibirá un país como en 2003 por una diferencia fundamental: los derechos adquiridos. El pueblo no le va a permitir a Macri volver atrás, así que hay cosas que se mantendrán, aunque el macrismo no quiera.