Piedra OnLine

martes, 3 de mayo de 2016

PRIMERAS TRUCHAS ARCO IRIS COSECHADAS EN LA COMUNIDAD ANCATRUZ

A partir de un proyecto acuícola desarrollado en el embalse Piedra del Águila con alevinos sembrados a fines del año pasado.

El emprendimiento acuícola desarrollado por la comunidad Ancatruz, ubicada a pocos kilómetros de Piedra del Águila, cosechó truchas correspondientes a la primera siembra de alevinos que realizaron en septiembre del año pasado. Se determinó que el producto es de excelente calidad por el peso por pieza y color de la carne.

La iniciativa de la comunidad es acompañada por el ministerio de Producción y Turismo a través del Programa de Recuperación Productiva Post Emergencia y el Centro PyME-Adeneu, en la gestión de fondos y la asistencia técnica.

En el proyecto se invirtieron 1,1 millón de pesos, gestionados por la provincia a través del Programa de Recuperación Productiva Post Emergencia, que se canaliza a través de la Unidad de Cambio Rural (UCAR).

Además, se capacitó a los miembros de la comunidad en temas como clasificación para la cosecha, faena, acondicionamiento y manipulación del producto.

El embalse Piedra del Águila es el segundo centro de cría acuícola de la provincia con una temperatura propicia para la producción de trucha arco iris. En ese marco, se considera innovador que una comunidad como la de Ancatruz consolide una nueva propuesta productiva de estas características.
Carlos Ancatruz, actual lonco de la comunidad, indicó que “cada trucha está en un promedio de 350 gramos limpios”, y explicó que “las redes se compraron en Chile, como comunidad no lo podíamos comprar, el gobierno provincial, a través de Centro PyME las compró y recibimos apoyo constante de Post Emergencia”.

La producción será comercializada en el Alto Valle y el resto de la provincia de Neuquén, y localidades cercanas como Bariloche.

Diversificación económica

Con la granja piscícola la comunidad avanza un paso más en un proceso de diversificación productiva que comenzó en 2013 luego de sufrir las erupciones volcánicas y la sequía que afectó la cría de ganado, incorporando al turismo como actividad complementaria a la ganadería.

A partir de gestiones realizadas por el gobierno provincial, se destinaron fondos de programas de financiamiento internacional a mejorar un emprendimiento turístico que se lleva adelante a orillas del embalse, mejorando la infraestructura existente y sumando nuevos servicios y equipamiento.