Piedra OnLine

domingo, 5 de junio de 2016

Altec mejoran la urna electrónica “made in Bariloche” para el 2017

La empresa rionegrina mejoró el dispositivo que comenzó a desarrollar hace 10 años. Funciona con una huella digital y entrega una boleta.

A pocos meses del anuncio del gobierno nacional sobre la implementación de una reforma electoral para dejar atrás la boleta de papel, la empresa estatal Altec presentó un nuevo sistema electrónico de votación, similar al utilizado en varios países de Europa, que apuesta a poner en marcha en los comicios legislativos de 2017.

El dispositivo E-Voto requiere de la huella dactilar del votante e imprime la boleta con el resultado de la votación que se coloca luego en una urna. “Es un equipo que se adapta a la nueva ley nacional electoral. Por un lado, las autoridades chequean el documento de identidad de la persona y por otro lado, a través de la huella dactilar se vuelve a validar la identidad”, explicó el presidente de Altec, Daniel Sanguinetti, al tiempo que agregó: “Se puede votar una lista completa o por tramos y, el monitor siempre pide la confirmación de la elección. Luego, se coloca la boleta en blanco que entrega el presidente de mesa que sale inmediatamente, impresa con la votación”.

La trayectoria de Altec en el voto electrónico se remonta al 2006, cuando el gobierno de Río Negro le solicitó a la empresa la creación de un sistema. La empresa presentó la primera y única urna electrónica del país, ganando de esta forma experiencia tecnológica en este tipo de dispositivos. Un año después, se realizaron las primeras experiencias en la provincia con las elecciones del presupuesto participativo, centros de estudiantes y exposiciones. En el 2008, el sistema debutó en las elecciones municipales de San Antonio Oeste, Dina Huapi y Lamarque. Y dos años después, la tecnología se exportó a Paraguay, donde más de 2.000 electores utilizaron el sistema.

El dispositivo original fue adaptándose hasta conseguir el resultado actual. “Años atrás, era una urna informatizada. La diferencia, ahora, es que hay una boleta que se imprime y permite chequear lo que uno votó”, recalcó el gerente técnico de Altec, Alejandro González.

Si bien una empresa privada ya implementó un sistema electrónico similar en las últimas elecciones en la Ciudad de Buenos Aires, Salta y Neuquén, Sanguinetti destacó que “la empresa rionegrina sea estatal”.

“El avance en el 2006 fue tan importante como este diseño final porque hubo todo un recorrido de ensayo error. De hecho, en ese momento, no había un marco legal pero ya estábamos concientizados sobre lo que se venía en el futuro”, señaló el titular de Altec.

Con este nuevo sistema, aseguran que ya no habrá riesgo del faltante de boletas, los partidos no requerirán de fiscales para reponerlas y la elección “será más transparente”.

“Además, en pocos minutos, todos podemos saber quién gana, sin margen de error. Nadie podrá decir que hubo fraude”, resumió Sanguinetti.