Piedra OnLine

viernes, 3 de junio de 2016

Cómo sobrevivió seis días solo el niño que fue abandonado en un bosque de Japón


Como un milagro calificó la prensa nipona el haber encontrado sano y salvo a Yamato Tanooka, el niño de siete años que se perdió el sábado pasado en un denso bosque lleno de osos en Japón.

Sus padres lo habían abandonado en la ruta como castigo por haber tirado piedras a los autos. Avanzaron 500 metros, volvieron y al llegar al punto donde dejaron a Yamato, el niño ya no estaba.

La búsqueda del pequeño se tornó inmensa e incluso incluyó al Ejército y una sentida petición de perdón del padre del niño: "Le hicimos algo imperdonable a nuestro hijo, y estamos causando problemas a mucha gente”.

Yamato se perdió de polera y jeans en una zona donde la temperatura baja a 7°C en la noche y que está cubierta de una tupida maleza. Sin embargo, al creerse abandonado de forma definitiva, el niño comenzó a abrirse paso en el terreno. Así, tras caminar casi seis kilómetros, y como en los cuentos, Yamato se encontró una cabaña. Llamó, pero no había nadie: era un recinto deshabitado de una base militar. Pese a que encontró abrigo, de todas formas fue hallado con una leve hiportermia.

Según informó la policía, el niño no comió nada en estos días y sólo tomó agua de un grifo exterior. Menos mal que no se le ocurrió comer plantas, pues muchas de la del área son venenosas.

El pequeño está internado sólo con lesiones menores en un hospital.