Piedra OnLine

domingo, 19 de junio de 2016

Desde la cárcel de Esquel, habló Omar Goye

El exintendente de Bariloche mantuvo un breve diálogo con ANB, tras pasar las primeras 48 horas en prisión. En tanto la PSA (Policía Aeroportuaria) sigue con la búsqueda de Ovidio Zúñiga y Víctor Carcar, en Neuquén. 


El exintendente de Bariloche mantuvo un breve diálogo con ANB, tras pasar las primeras 48 horas en prisión. En tanto la PSA (Policía Aeroportuaria) sigue con la búsqueda de Ovidio Zúñiga y Víctor Carcar, en Neuquén.

Apenas sonó el teléfono de la Unidad 14 de Esquel, un efectivo del Servicio Penitenciario Federal (SPF) atendió amablemente. Antes de que el periodista le preguntara en qué horario podía hablar con una de las persona que se encontraban alojadas allí, respondió de manera tajante: “usted quiere hablar con Omar o con Wálter...”

Con el eco característico a una cárcel se escuchó el grito firme del uniformado a cargo del pabellón de ingreso: “Omar, es para usted...”.

Son las 10:30 de la mañana y para Omar Goye debe ser el peor día del padre de su vida. Desde el viernes a la mañana que está alojado en está centro penitenciario, donde deberá purgar una condena a 4 años de prisión por la estafa cometida en el expoliclínico Arbos, de Bariloche.


Se lo escucha quebrado. “Estamos bien y nos atienden como corresponde. Pero estamos preocupados”, dijo el exintendente quien se encuentra alojado en esa unidad junto al dirigente del Centro de Empleados de Comercio, Wálter Cortés.

El periodista de ANB lo consultó si a esta altura de los hechos, se podía revertir la situación en la que se encontraba. “Seguramente. Se están ocupando las personas que son idóneas”, dijo el ex dirigente del PJ.

Goye no quiso hablar de su detención. Sólo se limitó a decir que Wálter (Cortés) “también está bien”.

Cabe recordar que al momento de ser detenido, el dirigente mercantil tenía un yeso en una de sus piernas tras ser sometido a una cirugía.

En este sentido Goye aclaró que a los dos, se les está realizando la atención médica correspondiente. “Igualmente yo estoy muy bien de salud”, expresó el contador.

“Lo tengo que dejar. Ahora tienen que hacer un recuento y tenemos que estar ahí”, dijo con una voz quebrada ex titular del Ejecutivo quien, al igual que el resto de los condenados, deberá pasar como mínimo dos años en prisión para lograr las primeras salidas de la cárcel.

Sigue la búsqueda

En tanto el personal de la PSA (policía aeroportuaria) continuaba con la búsqueda de Ovidio Zúñiga y Víctor Cárcar.

El dirigente gastronómico no había sido hallado en la casa de su expareja, Rosa Negrón, el viernes a la madrugada por lo que se intensificó la búsqueda en otros domicilios del sindicalista. Zúñiga había declarado a Radio Seis que se entregaría el mismo viernes aunque después sostuvo que lo hará el martes en el Juzgado Federal.

En tanto que Carcar, el dirigente de la Uocra, estaba de regreso desde Buenos Aires a Neuquén y se espera que podía ser detenido el fin de semana. Sin embargo y según fuentes judiciales, el dirigente de la construcción y abogado, se entregaría también el martes.

Los cuatro dirigentes fueron condenados, en 2014, a 4 años de prisión por el Tribunal Oral Federal de Roca por el fraude que cometieron en la administración del expoliclínico Arbos, en el desvío de dos subsidios que sumaban más de 2 millones de pesos/dólares, en ese momento.