Piedra OnLine

jueves, 28 de julio de 2016

Leandro López: ATE, un sindicato hipócrita

Foto: ATE Neuquén
“Me banco que me parodien y se mofen de mi a nivel personal. Eso demuestra que son incapaces de debatir seriamente las cuestiones de fondo”, dijo el diputado nacional neuquino por el PRO, Leandro López tras la secuencia de pegatinas satíricas hechas por el gremio estatal en la ciudad de Neuquén.

El legislador cuestionó a los dirigentes de ese gremio por mantener el silencio durante la década en la que gobernó el kirchnerismo y su socio Jorge Sapag “mientras saqueaban al Estado nacional, encubrían narcos, cartelizaban la economía y mantenían niveles inflacionarios únicos en el mundo. Incluso se bancaron una devaluación de 40 por ciento sin chistar”.

“Son una corporación mafiosa con métodos fachos que hacen de su vida lo que Kirchner pregonaba tan bien: se amparan en la izquierda para tener fueros. Así avalaron el saqueo de Neuquén a manos del MPN y fueron incapaces de cuestionar al amanuense Oscar Parrilli que fue citado a indagatoria por proteger a Ibar Pérez Corradi”, sostuvo el diputado. “Con su silencio avalaron el ocultamiento del atentado a la AMIA y la masacre de Once; no les importó la precarización laboral a la que fueron sometidos millones de argentinos que eran empleados por el Estado con contratos basura, ni la cantidad enorme de ñoquis que existen y menosprecia el trabajo que dicen defender”, apuntó López, al tiempo que los conminó a sentarse a debatir seriamente y que se animen a mostrar sus facturas de gas.
“Más del 50% por ciento de los argentinos no tiene gas de red y se rompen el lomo para pagar una garrafa o una carretilla de leña. Este gobierno de Mauricio Macri implementó más de 1, 5 millones de planes asistenciales para el sector que menos tiene, pero claro, estos señores son incapaces de pensar en otra cosa que ellos mismos y no son capaces de entender que un chiste puede llevar a un debate en serio” – sentenció López y afirmó que no cree que los integrantes de la entidad gremial se animen a sentarse a justificar una cuestión programática; “solo saben agredir con cosas personales y ni siquiera se animan a debatir ideas. Son cómplices del kirchnerismo y del sapagismo, es decir del saqueo y de la destrucción del Estado”.