Piedra OnLine

jueves, 28 de julio de 2016

Una mujer denunció que policías golpearon a sus hijos

Una vecina del barrio Hipódromo de Neuquén denunció que policías detuvieron sin motivos a dos de sus hijos y que fueron sometieron a apremios ilegales en reiteradas oportunidades. Dice que teme por la seguridad de su familia y que realizó alrededor de siete presentaciones en la Justicia, pero que las causas “las archivan y no avanzan”. También manifestó que los jóvenes fueron amenazados por efectivos para que no hagan las denuncias.

“Tengo mucho miedo de que mis hijos sean un nuevo Matías Casas o un Braian Hernández, ya no se qué hacer. Tengo uno de los chicos que no puede comer porque le destrozaron la boca y capaz que pierde dos dientes”, manifestó con angustia Mary Huenchu.

La mujer de 53 años es canillita y vive en su humilde casa junto a su esposo y sus cuatro hijos. Uno de ellos de ellos exhibió varios hematomas en el pecho y la espalda, que dijo que se los hicieron los policías. “Nos tienen a todos amenazados. Nos dicen que si hablamos la próxima no la contamos”, contó.

El joven de 24 años explicó que lo detuvieron el sábado cuando se encontraba trabajando en el centro de la ciudad. “Yo le abro la puerta de los taxis a las gente en la avenida, pasó la policía y me empezó a molestar. Los taxistas me defendieron pero me detuvieron igual. Me subieron al patrullero y me llevaron hasta el río Limay por la calle Linares, me pegaron con el arma reglamentaria, me gatillaron dos veces y después me pegaron con el palo. Dos horas después terminé en la comisaría Segunda”, manifestó.

La mujer contó que el martes a la noche policías “levantaron” a otro de sus hijos en la calle, lo llevaron a la meseta y lo golpearon hasta desfigurarlo.