Piedra OnLine

martes, 13 de septiembre de 2016

Se conoce al fin la “cartera sucia” del BPN

Fue mantenida 16 años en secreto. “Río Negro” pudo acceder a destinatarios y a la cifra exacta de 5.224 créditos incobrables que pasaron compulsivamente al Iadep.
Por Ítalo Pissani y Javier Lojo.-

Uno de los secretos guardados durante 16 años por sucesivos gobiernos neuquinos finalmente puede conocerse: los montos y nombres de la llamada “cartera sucia” del Banco de la Provincia de Neuquén (BPN).

Se trata de los créditos incobrables irrecuperables entregados no sólo a empresas sino también a funcionarios y amigos del poder.

También te puede interesar: Zona de Investigación | Primera Parte: “Créditos para amigos del Estado: un daño que sigue impune en Neuquén” | Segunda Parte:“Proyectos, costos inflados y también coimas”

Ese tendal de 5.224 préstamos impagos fue transferido en noviembre del 2000 al Instituto Autárquico de Desarrollo Productivo (Iadep) para exhibir un banco provincial saneado en esas épocas de turbulencia financiera. Y al mismo tiempo pareció una represalia de la administración Sobisch hacia el organismo productivo, que –por entonces y como mandaba la ley– tenía independencia en la asignación de créditos.

Cuando el expresidente del banco, Luis “Toti” Manganaro, anunció el traspaso junto una inyección millonaria de fondos para mejorar la calificación frente al Banco Central, dijo que el monto de los incobrables superaba los 70 millones de dólares.

Sin embargo hoy, con 227 hojas de cálculo excel en la mano, “Río Negro” puede determinar que la cifra real casi duplica a la informada: 135.363.369,88 dólares.
A valores actuales, esa cifra representa aproximadamente 3.200 millones de pesos, según los cálculos más conservadores (por ejemplo, si ese dinero se hubiera colocado a plazo fijo en dólares pesificados), o 4.700 millones de pesos considerando la estimación de riesgo (bolsa local en pesos, por caso).

Este diario pudo acceder a la detallada nómina de la “cartera sucia” por fuentes financieras del Estado neuquino.

Fue luego de publicarse la investigación “El millonario daño que sigue impune en Neuquén”, que describió un perjuicio que se calcula en una media de 5.700 millones de pesos a valores de hoy, por el festival de préstamos del Fondep, BPN e Iadep otorgados flojos de garantías a un seleccionado grupo de empresarios, funcionarios y amigos.

Los destinatarios de esos fondos públicos fueron y siguen siendo un tabú para los legisladores y los ciudadanos de la provincia.

Ahora “Río Negro” pudo conocer que al tope de los incobrables figuran las fallidas frutícolas Gasparri Hermanos (con deudas de más de 15 millones de dólares) y Orfiva SA (más de 7 millones), así como Jugos del Sur (3.751.000).

Le siguen la empresa Sapag Hnos. de Zapala e Industrias Químicas Patagónicas (Iquipa), frustrado emprendimiento de Cutral Co.

Hombres públicos en la lista

En la nómina de los principales deudores que publicamos aquí figuran los 20 clientes con deudas superiores al millón de dólares.

Entre ellos hay un empresario/funcionario que desempeñó el más alto cargo en Vialidad provincial en la era Sobisch, el juninense Ricardo Roca Jalil. Registró por ese entonces deudas “con problemas” por 1.242.658 dólares.

No fue el único hombre con responsabilidades públicas que accedió a esos créditos devenidos en incobrables. También aparece en el listado el expresidente del BPN, Félix Racco, con préstamos de “alto riesgo de insolvencia” por (282.333 dólares).

Se advierten también montos impagos del exdiputado Eduardo Dailoff (128.022), que se hizo conocido por denuncia de “canje de voto” y por otra de enriquecimiento ilícito, que lo mantuvo prófugo en España donde fue finalmente detenido en 2003.

Entre otros funcionarios beneficiarios, aparece el exministro de Educación Mario Ever Morán.

Figuran además Roberto Abelleira, el exjuez que absolvió a Jorge Sobisch en el caso de la cámara oculta, con créditos en situación 3 (“con problemas”) y el exlegislador Manuel Gschwind con un crédito que terminó incobrable.

El listado registra 580.447 dólares cuyo cumplimiento de pago quedó trunco tras el trágico fallecimiento del exlegislador Alberto Plantey, en 1995. Lo mismo ocurrió con la deuda del exministro de Obras y Servicios Públicos Silvio Tosello, fallecido en 1992.

Otros grandes deudores


Entre los deudores con cifras importantes aparecen S. Querejeta (786.751), Tassone e Hijos de Zapala (526.323) las frutícolas Kleppe Sacia (609.425) y Demgut SA (518.970), Della Gaspera e Hijos (las últimas tres de Centenario), la Asociación Mutual Personal de YPF (331.161), el Sindicato de Estaciones de Servicio (Soesgype) y Kovesa SA de Centenario.

Con menos valores aparecen Cerámica Stefani de Cutral Co (hoy Cersinpat), Neufood (fallido emprendimiento para cubeteado de peras) y la estancia Parque Diana de San Martín de los Andes.

Repetidas veces

Resulta llamativa la reincidencia en el otorgamiento e incobrabilidad de algunos préstamos, como los que recibieron Amancay SRL de Plaza Huincul (se le dio 43 créditos y todos resultaron impagos), Albus SRL (24 créditos por un total de 425.403 dólares), Giaccaglia (24), Autovía SA (23 y Caparroz (22).

En conclusión, los más de 135 millones de dólares no pagados al BPN se sumaron a los 75 millones de dólares no devueltos al Fondep (el organismo de asistencia productiva que antecedió al Iadep). Ambas pesadas cargas fueron asumidas compulsivamente por el Iadep, que también tuvo sus propios incobrables.

En definitiva, toda esa deuda pasó a pagarla la sociedad neuquina. Con el agravante de que nunca se quiso transparentar, pese a tratarse de dineros públicos.
Dinero perdido
135.363.369
el monto total en dólares de los créditos del BPN que no se recuperaron.
3.200
millones de pesos –mínimo–equivalen a valores de hoy los créditos irrecuperables.
15.074.477
dólares, la deuda más elevada. Corresponde a Gasparri, por dos créditos impagos.
Donde más se prestó
El ranking de los créditos incobrables es liderado por la plaza Neuquén capital, donde la casa matriz del BPN y sus sucursales entregaron 1.944 créditos por un total de 68.312.225,89 dólares. Sigue Centenario por 12.929.177 dólares. En Cutral Co se otorgaron 9.094.246, en Zapala 8.897.253, en San Martín de los Andes 8.480.763, en Huincul 4.758.151 y en Junín de los Andes 4.644.849.
Pese a ser una localidad chica, Piedra del Águila dio 2.139.591, casi tanto como la sucursal Buenos Aires del BPN (2.521.043). En pueblos como Loncopué el reparto fue de 1.136.399 dólares, más que Cipolletti (924.425), Villa La Angostura (728.436), Senillosa (708.587) y Picún Leufú (137.735).