Piedra OnLine

sábado, 19 de noviembre de 2016

Gutiérrez quiere negociar salarios docentes sin un piso nacional

El gobernador le pidió al presidente Macri que desacople la paritaria anual con Ctera de las discusiones provinciales.

El gobernador Omar Gutiérrez quiere desatarse de la paritaria nacional docente y le pidió al gobierno de Mauricio Macri que permita a las provincias negociar los salarios del sector sin imposición de parámetros. Dijo que es un “viejo anhelo” que planteó en la reunión de esta semana en la Residencia de Olivos y que el resto de los mandatarios compartió el requerimiento, a priori visto con buenos ojos por el gobierno nacional.

“Cuando comienza el debate de la performance educativa del año, uno de los primeros temas que se plantea es el de los incrementos salariales del sector docente. Y los gobernadores quedamos un poco relegados, por no decir bastante. Neuquén le ha hecho saber al presidente, al ministro (Rogelio) Frigerio y a los demás gobernadores que vamos instar una mesa de gobernadores para que el año que viene la discusión salarial con los docentes se dé a través de quienes son sus empleadores”, aseguró.

Gutiérrez indicó que pedirá que esa instancia se concrete antes de fin de año porque consideró que “la contraparte adecuada” para fijar las pautas salariales con los gremios son las autoridades de las provincias. Desde 2008 a la fecha, el ministerio de Educación se reúne en paritaria con organizaciones sindicales de alcance nacional como la Ctera y fija un piso sobre el cual negocian luego las jurisdicciones. Si bien Neuquén siempre está por encima del salario mínimo que se acuerda en esas discusiones, el porcentaje de suba reconocido es el que actúa de referencia en las mesas con ATEN.
“No queremos quedar atados a un debate del que no somos parte y que después tenemos que pagar. Los recursos de los neuquinos son los que tienen que hacer frente a la pauta salarial del sector docente, que es la que marca la base para los demás sectores del Estado”, explicó.

Según agregó Gutiérrez, es un tema que se venía madurando con el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, e incluso con el exmandatario provincial, Jorge Sapag. “Los salarios docentes, salvo los de las universidades, los abonan las autoridades provinciales. Son los gobiernos provinciales los que deben estar sentados en esa mesa y así lo hemos compartido”, afirmó.

En la última paritaria nacional, se fijó un salario mínimo para el docente ingresante de 8.500 pesos, con alcance para todo el año. Representó un aumento de alrededor del 30%, sumando la suba sobre el básico y sobre el Fondo de Incentivo Docente (Fonid). En Neuquén, el incremento promedió el 35%.

Sobre la posibilidad de otorgar un bono para fin de año, el gobernador dijo que será “respetuoso” de la mesa de negociación convocada para el viernes 25.
La negociación se implementó en el 2008
y sirvió como referencia para las discusiones que se luego se daban en las provincias.

¿Qué es la paritaria nacional docente?
Se convocó por primera vez en el 2008, tras la sanción y reglamentación de la ley 26.075 de Financiamiento Educativo, que previó en su artículo 10° una instancia de negociación colectiva entre el Ministerio de Educación y las organizaciones gremiales con representación nacional.

Su objetivo fue nivelar la disparidad en los derechos laborales de las provincias. Logró establecer un salario mínimo.

Si bien se realiza de manera ininterrumpida desde ese año, sus resultados fueron dispares. Algunas quedaron sin acuerdo y fueron cerradas unilateralmente por el ministerio.