Piedra OnLine

domingo, 1 de enero de 2017

Rolando Figueroa “Nación debería debatir la coparticipación federal”

El vicegobernador de Neuquén manifestó que cuando se compara lo que le da la provincia al país y lo que vuelve, “ve una inequidad tremenda, está totalmente desbalanceado”. Afirmó que es inexplicable la actitud del presidente Macri cuando criticó al MPN.

By 

Diego Colao

diegocolao@hotmail.com


Rolando Figueroa
planteó que el desafío para el año que viene “es analizar el régimen de coparticipación federal de impuestos hacia las provincias y analizar una reforma tributaria integral que sea seria”.

Sobre las declaraciones del presidente Mauricio Macri cuando dijo en Villa Traful que “el MPN tiene una deuda con la provincia”, destacó que es “es una actitud inexplicable” porque “siempre se lo ha atendido muy bien cuando vino a Neuquén y el gobernador lo ha respaldado con determinados posicionamientos”.

“Formo parte de un partido neoperonista que es el Movimiento Popular Neuquino, que siempre defendió estas banderas y estamos posicionados exactamente en el mismo lugar que cuando se creó nuestro partido y cuando se creó nuestra provincia”, afirmó.

- ¿Por qué cree que el presidente Mauricio Macri criticó al MPN, en este momento y con el apoyo que tiene del gobernador Gutiérrez? 
- Es una actitud inexplicable. No les encuentro una explicación razonable a las manifestaciones del presidente, siempre se lo ha atendido muy bien cuando vino a Neuquén, el gobernador lo ha respaldado con determinados posicionamientos, todos los neuquinos se han sacrificado para tener la provincia que hoy tenemos, y no hablo de un partido político, sino de todos los neuquinos. Neuquinos que han sido sumamente generosos a la hora de aportar distintas vías de energía al país, con precios mucho más baratos en función de ser solidarios con un país que estaba y está en desarrollo; así que creo que la Nación le debe mucho a la provincia de Neuquén y a los patagónicos. Cuando uno ve la ecuación de lo que ha dado la Patagonia, y lo que ha dado Neuquén al país, y lo que muchas veces vuelve como coparticipación federal, uno ve una inequidad tremenda; está totalmente desbalanceado. Dicen que a las provincias patagónicas nos dieron poca coparticipación cuando se sancionó la ley, porque en definitiva se aportan fondos a través de las regalías; pero en realidad se torna una injusticia porque a la hora de poder generar desarrollo a partir de esas regalías, los recursos están diezmados en virtud de la escasa coparticipación federal que se envía a las provincias. Creo que un debate sobre la coparticipación federal sería algo que podría implementar el gobierno nacional. Ése es el desafío que se viene. Tenemos que plantearnos qué modelo de país queremos y a partir de ese modelo de país el debate de una coparticipación federal seria; sería importante que se desarrolle en la Argentina a partir de 2017.

- ¿Qué piensa del modelo de país que propone el gobierno nacional?

- Yo lucho por un modelo de país federal, que sea redistributivo hacia las regiones con menos desarrollo, que tienen menor densidad poblacional en función de las inclemencias del clima o del territorio y de las ventajas comparativas que existen. Me parece que tenemos que discutir eso, por eso me gusta cuando asumimos esos desafíos, el de una reforma tributaria seria y repensar el sistema de coparticipación federal, volcando fondos de la manera que se debe a través de la coparticipación y de las regalías a las provincias. Ése es un sistema de país que nosotros pretendemos, y esto lo digo porque formo parte de un partido neoperonista que es el Movimiento Popular Neuquino, que siempre defendió estas banderas y estamos posicionados exactamente en el mismo lugar que cuando se creó nuestro partido y cuando se creó nuestra provincia.

- ¿Cómo ve la situación de la industria hidrocarburifera? ¿Cómo va actuar el gobierno nacional de acuerdo a lo que pide Neuquén?

- No lo sé, nosotros queremos un pacto federal energético donde estén sentados todos los actores, que contribuya al desarrollo y que la provincia reciba los recursos que corresponden. Volver a este desbalanceo histórico no le hace bien a nadie, nosotros pretendemos que se nos paguen bien nuestros recursos y por supuesto vamos a seguir desarrollando la provincia como se está desarrollando. El presidente, que vino a pasear a Neuquén, me parece que es bueno que conozca toda la realidad, y los neuquinos hemos hecho mucho para el desarrollo de la provincia desde la cordillera hasta la confluencia; y tener una mirada miope o a través de comentarios de la provincia, desenfoca lo que en realidad se puede llegar a visualizar si uno tiene una visión más integral de la provincia que tenemos.

- ¿Cómo ve el escenario para las elecciones de diputado nacional del año que viene? ¿El MPN perfila algún candidato como ya definieron otros partidos?


- Ése es el gran mérito del MPN, somos un movimiento y no tenemos ningún candidato aún. Como siempre el MPN transitará las elecciones internas en las PASO, nuestro partido siempre elige candidatos por internas y van a surgir referentes que representen bien los intereses de los neuquinos en el Congreso de la Nación, trabajando alineados con el gobierno de la provincia.

- ¿Qué balance hace de este primer año como vicegobernador y del trabajo en la Legislatura?

- Lo evalúo como algo sumamente positivo desde lo político donde primó siempre el diálogo y me remito a los resultados más que a una opinión subjetiva. El hecho de que hayamos aprobado en cuanto a lo numérico la mayor cantidad de normas sancionadas en un año en la historia institucional de la provincia, donde se nota un equilibrio porque la mitad de las normas fueron impulsadas por el Ejecutivo o por el bloque oficialista; y la otra mitad por proyectos de la oposición. Esto marca que en ésta Legislatura, en donde el bloque oficialista cuenta con sus aliados 15 legisladores, y 20 son oposición, lo que nos permitió la convivencia, que no se paralice, y la sanción de las todas las normas fueron principalmente un trabajo en equipo y el diálogo. En ese sentido me siento sumamente conforme; y además aprobar algunas leyes que planteaban un interesante desafío, como parte de toda la reforma política, en especial la reforma electoral, que sufrió muchos cambios, pero se buscó un consenso generalizado de las normas donde dos tercios de los presentes en la última reunión estaban por el voto afirmativo, y de hecho salió, situación que no ocurrió lo mismo en el Congreso de la Nación.

- Hubo muchas críticas de la oposición porque no se abrió el debate en el recinto.


- No es cierto que no hubo debate, estuvimos seis meses debatiendo el tema. Los once diputados que habían manifestado a priori que se iban a oponer a la reforma, son en definitiva los que manifestaron su no apoyo a la norma. Pero que dos tercios de la cámara este aprobando la reforma política de ninguna manera marca que la oposición esté en contra, sino todo lo contrario. Son dos terceras partes de la cámara que apoyaron una reforma política que se consensuó durante 6 meses y ya sabíamos cuál iba a ser el voto de los legisladores que en definitiva no participaron del debate.

- ¿Qué opinión tiene del voto electrónico? Porque es muy rechazado por los especialistas en informática y hay países del mundo que lo utilizaron y luego lo dejaron porque no era seguro y volvieron a la boleta de papel.

- Si otros países del mundo siguieron ese camino fue a través de la experiencia, lo que a mí me llena de orgullo es haber conducido una Cámara donde el debate fue fructífero y donde en definitiva la reforma electoral salió; y no pasó lo mismo en el Congreso de la Nación. Veremos cómo se actúa con el transcurrir de los años pero hay reformas que no pueden pasarse por alto y simplemente centrarse en la votación electrónica. Cuarenta y cinco días de campaña, la eliminación definitiva de las candidaturas testimoniales, que quizás eso a muchos les duele; también la posibilidad de que las listas sean integradas por mitad hombres y mitad mujeres; son pasos positivos, dentro de una situación en donde se busca transparentar el voto de los ciudadanos. Lo que en Nación fracasó y es un objetivo para el 2017, en la provincia de Neuquén se sancionó en el 2016. Y eso es gracias a la jerarquía política de los legisladores, quienes votaron a favor y también quienes se han opuesto; en ese trabajo que se llevó en las comisiones. En definitiva el año cierra de una manera positiva donde muchos proyectos fueron sancionados y fueron muy responsables al momento de ser oposición también. Los catorce bloques de la Legislatura manifestaron claramente cuál es el posicionamiento político de sus representados.

- ¿Cuáles son los desafíos para el año que viene?


- Tenemos que mirar más allá de la provincia, el gran desafío es analizar el régimen de coparticipación federal de impuestos hacia las provincias y analizar una reforma tributaria integral que sea seria.