Piedra OnLine

domingo, 26 de febrero de 2017

Figueroa achicó distancias y llamó a la "unidad"

Ana Laura Calducci
calduccia@lmneuquen.com.ar


 El año electoral achicó las distancias entre el vicegobernador Rolando Figueroa y el gobernador Omar Gutiérrez. Aunque el presidente de la Legislatura comenzó el año con cuestionamientos al acuerdo petrolero nacional, hoy se encolumnó como el defensor de la “unidad y gobernabilidad” dentro de su partido.

En diálogo con LM Neuquén, Figueroa elogió la relación de Gutiérrez con Nación y desestimó las discrepancias que mantuvieron ambos en momentos clave del primer año de gobierno.

“Dentro del MPN hay diferentes posicionamientos, pero siempre pensamos en trabajar en un federalismo de coordinación con el gobierno nacional; ahora bien, eso no quita que somos hombres políticos y cada uno, dentro de un movimiento, puede tener diferentes posiciones”, explicó.

Confió que su referente partidario es Elías Sapag, el padre del ex gobernador Jorge, a quien tiene bien alto en un cuadro dentro de su despacho. Figueroa señaló que, como dirigente del MPN, su posición “claramente está más vinculada a cómo nació el partido”. “Me siento muy aferrado a las banderas históricas que levantamos en función de nuestra visión del peronismo, del justicialismo, y que tenemos desde nuestro nacimiento”, expresó.

Sobre el acercamiento de Gutiérrez al presidente Mauricio Macri, dijo que obedece a que, “sin lugar a dudas, hay que gobernar en coordinación con el gobierno nacional; sobre todo porque, en función de diferentes reformas fiscales y políticas, Argentina se ha ido transformando en un país donde es importante la relación con Nación”.

“Esa relación está muy aceitada, nos está yendo bien en ese sentido y el gobernador ha construido un muy buen vínculo; prueba de ello son las distintas obras y acciones políticas concretas que benefician a Neuquén y a la región patagónica”, remarcó.

Fiel a su estilo, deslizó que el Plan Patagonia de Macri fue más bien “un anuncio de voluntades”, pero resaltó que es importante que ponga el foco en una región “donde aportamos muchísimo al país y vemos que la reciprocidad no viene en la misma escala”.

Cómo viene el futuro

Respecto de las candidaturas del MPN para las próximas elecciones, planteó que es temprano para dar nombres y subrayó que la principal estrategia será “robustecer la gobernabilidad”. El vicegobernador precisó que eso significa dos cosas: “Puertas adentro, a pesar de la diversidad de opiniones, es trabajar para una unidad; y puertas afuera, que en el Congreso se trabaje en forma articulada con el Ejecutivo provincial”.

Por otra parte, comentó que el discurso de apertura de sesiones de Gutiérrez, el próximo miércoles, marcará el camino a seguir en la Legislatura. “Será el gran eje de lo que necesita el Ejecutivo para gobernar y, en mi caso, será tratar de buscar los consensos necesarios para lograr esas leyes”.

“A pesar de que sabemos que la agenda política siempre impacta enun año electoral, vamos a tratar de que no sea un escollo para tratar las leyes que necesitamos y eso por supuesto que va a ser un gran desafío”, resaltó.

El 2017, un año de fuerte debate político

Cada vez que hay elecciones, el trabajo en la Legislatura se resiente porque los diputados dedican tiempo y energía a las campañas proselitistas de sus partidos. El vicegobernador Rolando Figueroa indicó que el 2017 no será la excepción y ya se prepara para un año de fuerte debate político.

“Acá se expresan todas las voluntades políticas de la población y cada bloque va a manifestar su posición, así que el debate va a caer fuerte en la Legislatura”, señaló. Recordó que “tenemos la elección de concejales de Neuquén capital y dentro de la Cámara hay muchos dirigentes que son de la ciudad”.

“Y en legisladores nacionales va a estar la política oficialista del PRO, la oposición con distintos ribetes y el MPN actuará en función del equilibrio entre la gobernabilidad y llevar a adelante nuestra postura”, acotó.

Por otra parte, destacó el consenso alcanzado para mantener la vicepresidencia primera de la cámara en manos de Alma Sapag.