Piedra OnLine

lunes, 13 de febrero de 2017

¿Qué son las extrañas armas que compró la Policía de la Ciudad?

El Observatorio de Derechos Humanos (ODH) advirtió por la adquisición de armamentos antidisturbios que podrian ser contrarios a los Derechos Humanos. Se trata de armas "antidisturbios".

La Policía de la Ciudad compró armas tipo “Paintball” para utilizar en caso de “disturbios”. Se cargan con cartuchos de pintura o pimienta y serían utilizadas para “identificar” o “incapacitar momentáneamente” a las personas, según explicaron desde el gobierno porteño a Nueva Ciudad.

Luego de los cuestionamientos del Observatorio de Derechos Humanos, que alertó por la compra de extrañas armas en la Policía porteña, Nueva Ciudad pudo confirmar qué son las “less lethal weapon”.

“Si le disparás con un tipo a quemarropa obviamente que podés herirlo”, aclararon desde el gobierno porteño. Pero defendieron su uso y explicaron que se trata de un “reequipamiento” de la fuerza luego de la fusión de la Federal con la Metropolitana y que las “less lethal weapon” son armas “disuasivas”.

“Por ley la policía tiene que aplicar la menor fuerza posible para restablecer el orden”, aseguraron tal vez con algo de ironía.

El Observatorio de Derechos Humanos (ODH) había advertido a vecinos porteños por la adquisición de armas “menos letales” para la nueva Policía de la Ciudad, tal como se desprende abrió una licitación pública para comprar nuevos armamentos antidisturbios. Poco se sabe de los 200 “lanzadores less lethal weapon” que busca comprar la Ciudad. Desde el ODH aseguran que observan “con especial atención la compra de estas armas, conociendo el antecedente de intento de uso de armas eléctricas Taser”.

Las licitaciones señaladas fueron para la “Adquisición de armas específicas para operaciones especiales” y “Adquisición de equipamiento antidisturbio”. El Ministerio de Seguridad a cargo de Martín Ocampo planea comprar 100 carabinas, 60 mil municiones, fusiles de asalto, fusiles de precisión, fusiles semiautomáticos, pistolas semiautomáticas, 1600 cascos, escudos, protectores de pie, chalecos tácticos, entre otros elementos.

“Lo que más preocupa es la compra de '200 lanzadores less lethal weapon'. En el detalle técnico dice: Calibre 68 para control de disturbios y neutralización de sospechosos violentos, sistema de aire comprimido, sistema de alimentación por cargador removible, 50 metros de alcance efectivo, alcance máximo de 100 metros, munición frangible estabilizada y sistema de mira holográfica graduada”, explicaron en un comunicado.

“La Red Internacional de Organizaciones por los Derechos Civiles (INCLO) y Physicians for Human Rights (PHR) han realizado una investigación pormenorizada de estas armas y sus consecuencias en la salud, poco conocidas hasta ahora. El uso indebido de las armas “menos letales” y las preocupaciones que esto genera en materia de derechos humanos son resultado de un conjunto de factores, entre los cuales se destacan: ausencia de normas o procedimientos internacionales acerca de su uso; insuficientes instancias de evaluación, capacitación y procedimientos; una industria que crece aceleradamente; y falta de responsabilidad y rendición de cuentas por parte de quienes deben portarlas”, agregaron.

El ODH presentó un pedido de informe ante el Ministerio de Justicia y Seguridad de la Ciudad consultando sobre el uso específico para el cual están destinadas, qué grupo dentro de la fuerza las utilizará; cuál es el plan de actuaciones al que está sujeta la compra de estas armas, acordes a la Constitución de la Ciudad y los Principios básicos sobre el empleo de armas de fuego de la ONU (Ley 5.688). Se solicita información al GCBA acerca de las consultas previas a organismos de control y seguimiento de la implementación de la Ley de Seguridad integral de la CABA.