Piedra OnLine

martes, 11 de abril de 2017

¿Qué provoca el gas sarín usado en el ataque a Siria?

No es la primera vez que un país hace uso de esta arma química pues en 1994 fue empleado en el sistema del metro de Tokio, Japón dejando un saldo de más de 6 mil víctimas.

En días recientes la población de Idlib, Siria fue víctima de un ataque químico que dejó más de 80 personas muertas, entre ellos niños y mujeres; todos víctimas de un gas llamado sarín.

Esta información fue confirmada por el Ministerio de Salud de Turquía a través de su titular, Recep Akdag, quien dijo que tras realizar pruebas de orina y sangre a las víctimas notaron que fueron atacadas con este agente tóxico.

¿Qué es el gas sarín?

Se trata de una sustancia que funciona como un pesticida el cual fue creado en 1938 por los alemanes.

Al ser incoloro, insípido en inodoro se disuelve de manera fácil en el agua y en los alimentos. Cuando alguien es rociado por éste, su piel ojos y pulmones son dañados al ser un compuesto químico artificial que puede ser propagado en el ambiente y no es percibido con facilidad.

Alguien que es atacado por esta arma química comenzará a presentar sudoración excesiva, náuseas, vómitos, dolor abdominal y diarrea.

Al introducirse en el organismo habrá presión sanguínea anormal. Los ojos de la víctima se irritarán y el cuerpo empezará a toser.

En algunos caso puede que haya cambios de presión y ritmo cardiaco provocando convulsiones o bien sufrir una parálisis, pero cuando el contacto es mayor la persona perderá la conciencia hasta llegar a la muerte.

Si alguien es bañado por el gas sarín debe quitarse la ropa inmediatamente y colocarla en un bolsa para evitar le contacto en masa. Habrá que lavarse el cuerpo con bastante jabón y enjuagar los ojos para quitar la visión borrosa.

Rusia alerta más ataques

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, dijo que que existen informes posibles nuevos ataques químicos en Siria.

De acuerdo con el gobierno ruso, terroristas han comenzado el traslado de sustancias tóxicas a la zona de Guta Oriental, el oeste de Alepo y Khan Sheijoun.

Medios internacionales reportaron que en el recién ataque del gobierno sirio encabezado por Bashar Al Asad hizo que personas se ahogaron mientras caminaban e incluso algunos comenzaron a sacar espuma por la boca.

No es la primera vez que un país hace uso de esta arma química pues en 1994 fue empleado en el sistema del metro de Tokio, Japón dejando un saldo de más de 6 mil víctimas.