Piedra OnLine

sábado, 2 de junio de 2018

Lucila Crexell Figueroa “puede representar una alternativa genuina”

La senadora nacional del MPN planteó que el vicegobernador tiene posibilidades de acceder a la gobernación “en la medida” que “sepa interpretar las necesidades que demanda la sociedad neuquina”. Sostuvo que no votó la ley anti tarifazo porque iba a ser vetada.

Lucila Crexell no ahorra críticas para la actual gestión provincial del gobernador Omar Gutiérrez, inclusive insinuó la posibilidad de que el MPN pierda el gobierno en las elecciones del año próximo al afirmar que “de seguir con esta necedad y con ésta soberbia, es muy probable que el partido no pueda obtener los votos necesarios para tener continuidad”.

Se justificó por no votar la ley anti tarifazo al asegurar que fue un debate en abstracto porque de ley iba ser vetada, y que “terminó corriéndose de lugar el verdadero problema que es el impacto que tiene el cuadro tarifario en la gente y se volvió una puja de poder político”.

Crexell contó que desde el interbloque federal se habían comprometido con el presidente a no votar a favor la ley y dijo que después el senador Guillermo Pereyra “dio vuelta su voto”.

-¿Cómo fue el debate por las tarifas en el Senado?

-Al final se volvió un debate abstracto en relación al tema de fondo que era tarifas, porque no tenía ningún sentido seguir debatiendo porque la ley iba a ser vetada y en vez de buscar alternativas para poder dar solución a la gente, creo que se terminó convirtiendo en una puja de poder. Finalmente terminó corriéndose de lugar el verdadero problema que es el impacto que tiene el cuadro tarifario en la gente y se volvió una puja de poder político. Yo lo viví con mucha tristeza porque en estos debates autorreferenciales de muchos que ante ponen intereses personales termina desvirtuando el sentido por el cual uno está en el lugar que está.

-¿Cómo fue para usted la conversación por WhatsApp entre el ministro Frigerio y el senador Federico Pinedo, en la que hacían referencia a cómo iba votar usted?

-La política es negociación permanente y lo importante cuando uno está en lugares donde representa, en mi caso a una provincia, hacer valer ese poder, esa banca, y ese voto que uno tiene para los intereses que uno defiende. La verdad es que me río, porque quieren ver picardía o algo donde en realidad no lo hay. Hay una clara función política y cuando el presidente nos convoca al interbloque federal y nos solicita el acompañamiento, yo también puse mis condiciones, teniendo en cuenta que estaba decidida a no votar a favor la ley, yo nunca dije que la iba a votar a favor y di vuelta mi voto. Siempre, desde que salió de diputados con media sanción dije que no iba acompañar ese proyecto de ley porque tenía vicios técnicos y jurídicos que no compartía y me parecía que era un retroceso, y estaba entre abstenerme y votar en contra porque también estaba esperando que el Ejecutivo reaccionara frente a un escenario donde la gente demanda una respuesta. Con los otros senadores nos comprometimos a no votar a favor esta ley, después (Guillermo) Pereyra dio vuelta su voto. Pero también puse mis condiciones, que fue que prorrogaran la emergencia frutícola y entiendo que está saliendo en estos días.

-Usted pidió la emergencia frutícola para votar en contra cuando en realidad uno de los mayores problemas de los productores son las tarifas. ¿No hubiese sido mejor la ley que retrotraía las tarifas?
-Pero la ley de tarifa ya desde el vamos estaba vetada. Sacaron 37 votos contra 30 y ya se sabía que si sabían la vetaban. La verdad es que perdieron ambos sectores. Y yo tampoco estaba a favor de la ley porque me parecía que era un retroceso en cómo estaba planteada. Creo que hay que buscar una alternativa, prorrogar el incremento de las tarifas, y hacerlo más extendido en el tiempo.

-Usted es muy crítica del gobernador Omar Gutiérrez, y en la semana se dijo que usted estaba más cerca del vicegobernador Figueroa. ¿Es así?

-Sí, hay un diálogo, con “Rolo” Figueroa nunca dejamos de hablar a pesar que creo que no coincidimos nunca en una lista, pero siempre hubo un diálogo y un intercambio, nos hemos peleado bastante también pero nunca desde lo personal. Todavía es muy prematuro hablar de candidaturas, creo que en este contexto donde la gente demanda políticas de gobierno y no permanente campaña, es inoportuno hablar de lanzamientos, pero sí de empezar armar un espacio político donde por lo menos se dialogue, donde haya intercambio de posiciones donde uno pueda ser escuchado sin ser descalificado y tal vez a sectores más permeables a entender que el partido está yendo por un mal camino , que ya hace unos diez años el partido no está dando respuestas a los desafíos de la sociedad y de seguir así lamentablemente vamos a tener cada vez menos votos. Si Rolo está dispuesto a armar una mesa de diálogo donde haya más pluralidad, donde haya más tolerancia y pueda surgir una propuesta superadora por supuesto me gustaría ser convocada y estaría presente.

-¿Usted cree que si el MPN no cambia puede perder la conducción de la provincia en las elecciones el año que viene?
-Sí, definitivamente. Creo que de seguir con esta necedad y con ésta soberbia, es muy probable que el partido no pueda obtener los votos necesarios para tener continuidad. Realmente se está haciendo un mal gobierno, hemos tenido un resultado con el gremio docente después de 40 días de paro donde los afectados son los chicos y tal vez los chicos más vulnerables porque no tienen dinero para pagar una escuela privada y que necesitan realmente la escolarización, la secundaria, muchas veces poder asistir a clases para tener todo tipo de contención , realmente creo que un gobierno que no prioriza ese sector la verdad que no tiene muy en claro el rumbo que quiere llevar adelante.

-¿Para usted Figueroa sí puede garantizar la continuidad del MPN en el gobierno?
-En la medida que sepa interpretar las necesidades que demanda la sociedad neuquina, en la medida que esté en condiciones de armar equipos que no le sean funcionales en lo personal sino funcionales a un proyecto político y de provincia, y en la medida que en la que no se anquilosen como está pasando con el actual grupo de gobierno creo que puede representar una alternativa genuina.