Piedra OnLine

domingo, 7 de febrero de 2016

Neuquén: Bolivianos y pobres son los más discriminados





Se padece en ámbitos laborales y la escuela. El trabajo lo hizo el Inadi con la UNC.

NEUQUÉN (AN).- Los grupos más afectados por la discriminación en esta provincia lo integran los inmigrantes bolivianos, los pobres y los chilenos. Los ámbitos donde más se aplican prácticas de esta naturaleza son el trabajo y la escuela según revela un trabajo del Inadi elaborado en conjunto con la UNC.

Los gays, lesbianas y travestis integran el cuarto grupo con el 9% y los discapacitados se ubican detrás con el 6%.

El estudio, coordinado por la secretaría de Extensión de la facultad de Humanidades, destaca que la mitad de las personas que presenciaron un acto discriminatorio reaccionaron con indiferencia. "Entre aquellos que se sintieron discriminados se observa que el 60% consideraron que alguna vez fueron discriminados. Quienes han vivido una situación de discriminación en general tomaron una posición activa. El reverso de estas situaciones fue el alto grado de indiferencia que reconocen los sujetos discriminados", dice el capítulo de Neuquén del "Mapa nacional de la discriminación".

El tipo de discriminación sufrida es por el nivel socioeconómico en el 51% de los casos y en segundo lugar, con el 20%, por la forma de pensar o la ideología, al igual que la nacionalidad. La obesidad y el sobrepeso se ubica con un 18%, seguido del aspecto físico y el color de piel con el 16% y el 15%, respectivamente.

La investigación determinó que los inmigrantes bolivianos conforman el grupo más afectado por la discriminación con un 23%. En segundo lugar están las personas con nivel socioeconómico bajo con un 22%. Luego vienen los inmigrantes chilenos con el 11. A nivel nacional esta situación es contraria, con un 19% se ubican las personas de bajos ingresos y con un 18% la comunidad boliviana.

"Todos aquellos temas que pueden ser comprendidos dentro de las diferencias físicas siguen en orden de relevancia. La orientación sexual continúa en importancia, quedando muy por debajo otros aspectos como los religiosos o ideológicos", se expresa en el informe al que accedió este diario.

Consultadas las personas que manifestaron haber sido discriminadas por su reacción posterior al acto, un 25% aseguró haber hablado sobre lo sucedido con los que los discriminaron. Un 22% recurrió a los insultos y un 15% a la presentación de una denuncia formal.

Según estos encuestados, el 50% de las personas que presenciaron los actos de discriminación reaccionaron con indiferencia, un 20% intervino directamente contra el agresor, un 11% defendió al agresor y un 9% se limitó a emitir comentarios de reprobación.

El 53% de las personas dijo haber presenciado discriminación, de los cuales un 62% aseguró que fue por el nivel socioeconómico y un 57% por ser inmigrante o por la nacionalidad.

El 45% de las personas entre 60 y 75 años manifestó haber experimentado discriminación por ser inmigrante, porcentaje que se reduce al 36% en un grupo etario entre 45 y 59.

El 11% de las personas entres 30 y 44 años manifestaron discriminación por ser extranjero.