Piedra OnLine

domingo, 10 de abril de 2016

Feb 08, 2016 ¿Qué está causando el descenso en la actividad crediticia en la industria de los Hidrocarburos?

Este blog se centrará en: La perspectiva de S&P Global Market Intelligence con respecto al análisis del Riesgo de la Industria de los Hidrocarburos una breve explicación sobre la importancia de los Riesgos de Industria y finalmente discutiré los problemas actuales y el Riesgo de Industria de los Hidrocarburos 


¿Qué es el Riesgo de Industria? En S&P Global Market Intelligence, el análisis del Riesgo de Industria es un componente clave de la evaluación crediticia de cualquier acreditado.

El Riesgo de Industria afecta todas las compañías dentro de una industria específica. Hay tres factores de riesgo clave relevantes para la Industria Petrolera y de Gas que incluyen lo siguiente: Márgenes de utilidad de la industria; Tendencias de crecimiento general; y sobre todo La amenaza de productos o tecnologías sustitutos.

¿Por Qué es Importante el Riesgo de Industria? Capturar el “Riesgo de Industria” es crucial para entender los mercados en los que operan las empresas y la forma en las que impactan el desempeño general de la misma.

 En Estados Unidos, el crédito a la industria de los hidrocarburos se incrementó sustancialmente en años recientes. Sin embargo, la volatilidad del mercado y la disminución de crédito a esta industria dieron lugar a que los Bancos volvieran a considerar todos sus criterios para originar créditos a un nivel más agregado. Por lo tanto, ¿Qué está Produciendo la Baja de Créditos en la Industria Petrolera y de Gas? Tecnologías de extracción mejoradas, principalmente en la “fracturación hidráulica llamada fraking”, que contribuyeron casi a duplicar la producción de petróleo en Estados Unidos durante los últimos 7 años.

Así mismo, la decisión de la OPEP de mantener el ritmo de producción, levantar la prohibición de 40 años sobre las exportaciones de petróleo crudo de Estados Unidos e incrementar la producción de petróleo de Irán e Irak continúan apoyando un sobreabastecimiento en el mercado.

Por el lado de la demanda, vemos el menor crecimiento económico global, especialmente en los mercados emergentes y una mayor demanda de productos renovables, se traducen en una mayor demanda –una menor demanda más baja. Este sobreabastecimiento y baja demanda provocaron una caída excepcional en los precios del petróleo de $110 dólares por barril en junio de 2014 a menos de $30 dólares en enero de 2016. Y este precio parece que no mejorará, ya que sólo esperamos un incremento modesto en los precios del petróleo durante 2016 con base en la curva de futuros de contratos de petróleo.